Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Los Hawkeyes protagonizaron una edición más de su tradicional saludo a los niños de un hospital familiar construido a espaldas de su estadio de futbol americano.

Tres el primer cuarto de los encuentros de la Universidad de Iowa en el Estadio Kinnick, aficionados y jugadores voltean al nosocomio donde los pequeños gozan de una vista privilegiada del campo, a quienes saludan y aplauden en reconocimiento a su lucha, publica el portal de noticias del periódico Milenio.

También te puede interesar: Dos mexicanos cortados por sus equipos en la NFL

Desde el año pasado, familiares y niños del hospital tienen acceso a esa zona del inmueble para poder disfrutar de los partidos, en una costumbre adoptada desde el 2 de septiembre del año pasado.

Los Iowa Hawkeyes  son el equipo deportivo de la Universidad de Iowa, situada en Iowa City, Iowa.