Agencia
PUEBLA.- Fue hallado sin vida, el cuerpo de un menor de siete años que había sido reportado como desaparecido, los hechos ocurrieron en un terreno ubicado en los límites de la unidad habitacional Misiones de San Francisco, lugar donde había sido enterrado.

De acuerdo a Vanguardia, la Fiscalía General del Estado confirmó que el hermanastro de la víctima es el presunto responsable de este crimen.

El detenido de 25 años, identificado como Eduardo “N”, vivía con el menor de 7 años, al cual privó de la vida bajo los efectos de drogas, según los primeros indicios.

También te puede interesar: Javier Duarte acusa que le quieren ‘colgar’ muertos

Una de las pruebas del caso es un video de las cámaras de seguridad de la zona en el que se observa al sospechoso salir de su vivienda con un bote de basura, en el cual llevaría al niño para sacarlo de la escena del crimen.

De acuerdo con los reportes, la madre del menor, al notar su ausencia alertó tanto a sus vecinos como a las autoridades, sin embargo, en la agencia del Ministerio Público, el representante social se negó a tomar la denuncia por desaparición.

Ante la presión de los familiares, al encargado del MP no le quedó mayor opción que radicar una carpeta para que los agentes estatales comenzaran a indagar sobre la desaparición del infante.

Conforme los señalamientos crecieron, la gente ubicó y capturó al joven de 25 años, quien fue cuestionado por la desaparición del menor e incluso estuvo a punto de ser linchado.

Tras el intento de linchamiento, elementos de la Policía Municipal de Coronango, acudieron a la zona para rescatar al sospechoso, quien en ese momento fue llevado ante el Juez Calificador por alterar el orden público.

Al avanzar las horas, la búsqueda de los vecinos y de los familiares del menor, creció y fue cerca de la unidad habitacional y el Periférico Ecológico, donde la gente encontró sepultado el cuerpo del niño, por lo que  dieron aviso a las autoridades.