Agencia
España.- Una reciente investigación de la Agencia de Protección Ambiental en Estados Unidos (EPA), reveló que el uso de sartenes o cacerolas con revestimientos antiadherentes dañados, puede llevar a ingerir sustancias tóxicas, como el ácido perfluorooctanoico (PFOA).

Al filtrarse en el agua, el PFOA entra en la cadena trófica, amenazando la salud de la gente. Las partículas del ácido pueden causar el desarrollo de cáncer, el incremento de los niveles de colesterol y la debilitación del sistema inmunológico, informa el portal Sputnik News.

También te puede interesar: Estrés mata a más mujeres que el cáncer de mama

Los ensayos con animales de laboratorio también señalaron que esta sustancia acelera la génesis de tumores hepáticos, pancreáticos y de órganos genitales. Además, puede llevar a la infertilidad.

La integrante de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Joan McBride, subraya el peligro se PFOA: "estos productos químicos se llaman persistentes. Se quedan contigo, son insidiosos".

Los estudios anteriores de EPA confirmaron que el tóxico es utilizado en un tercio de todos los envases de alimentos en Estados Unidos. Esta sustancia también está presente en materiales impermeables e ignífugos, incluso, en la ropa y los tapices con resistencia a manchas. Los fabricantes alegan que pospone la fecha de caducidad de los productos y aumenta su calidad y seguridad sanitaria.

Según el administrador de la agencia, Scott Pruitt, ahora están elaborando las recomendaciones para el saneamiento del agua potable y así eliminar el PFOA y otros productos químicos tóxicos.

Vitamina D previene cáncer de mama

Un equipo interuniversitario de oncólogos y epidemiólogos estadounidenses, ha constatado que la vitamina D reduce el riesgo de desarrollo del cáncer mamario.

La dosis recomendada de vitamina D para cada persona entre el año de edad y los 70, son 10 microgramos diarios (400 unidades internacionales), y 15 microgramos (600 UI), para quienes han superado los 70 años. Muchos asocian esta sustancia con los baños del sol, pero pocas personas saben cómo funciona esta sustancia en el organismo humano y por qué es necesaria, informa el portal RT Noticias.

Los expertos analizaron la información obtenida en dos ensayos aleatorios que contaban con la participación de un total de 3,325 mujeres, y un estudio prospectivo con 1, 713 voluntarias mayores de 55 años, a las que se siguieron durante cuatro años.