Agencia
MÉXICO.- Otros dos integrantes de la banda de secuestradores que operaba en Acatzingo liderada por el comandante de la Policía Municipal fueron detenidos por elementos de la Fiscalía General del Estado.

De acuerdo con un comunicado oficial, la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) en colaboración con la División de Inteligencia de la Policía Federal, aseguró a: Óscar Humberto N. alias "El Guadañas" y/o "El 30", de 28 años de edad, y Brenda Berenice N. alias "Jany" o "La Jarocha” de 27 años.El hombre era un objetivo de captura, dentro de las investigaciones se le tenía identificado por participar en los secuestros y se cuenta con imágenes de él, armado y cubriendo su rostro con pasamontañas, cuando se enviaban pruebas de vida a familiares de las víctimas", se indica en el boletín.

Según estos datos, el sujeto es esposo de la también asegurada, ambos son originarios de Veracruz y fueron detectados en San Pedro Zacachimalpa, comunidad de esta capital poblana, a bordo de una camioneta Lincoln 2008 color perla, que fue parte del pago del rescate de una de las cuatro víctimas privadas de la libertad por la banda.

También te puede interesar: Condenan a sujeto por matar al pretendiente de su hija

Las dos personas enfrentarán cargos por detentación de vehículo robado y Óscar Humberto por secuestro, de él se tiene registro de que es ex guardia de seguridad privada", refiere el comunicado de la dependencia estatal, indicó el portal de noticias Excélsior.

Cabe recordar que, en esta misma semana, la FISDAI aseguró a cinco probables responsables entre los que se encuentran el comandante de la Policía Municipal de Acatzingo y una ex elemento, quien renunció en agosto a sus funciones.

El compromiso del combate al secuestro es uno de los ejes rectores impulsados por el fiscal general del Estado, Víctor Antonio Carrancá Bourget, quien indicó el funcionamiento de un área autónoma y dotada de equipo tecnológico y humano capacitado para brindar atención integral a las víctimas y familiares. Esta estrategia además se ha traducido en lograr sentencias históricas que superan 130 años de cárcel en contra de los responsables.