Agencia 
CIUDAD DE MÉXICO.- El próximo secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo anunció que la dependencia que encabezará a partir del 1 de diciembre prescindirá de la Guardia Nacional que había planteado Andrés Manuel López Obrador como propuesta de campaña.

De acuerdo con El Financiero, el senador electo de Morena por Sonora informó que esta corporación policiaca no se incluirá en la iniciativa de reformas a la Ley de la Administración Pública Federal.

La propuesta de reformas la presentará el presidente Enrique Peña Nieto el 1 de septiembre, como “iniciativa preferente”, como lo acordó con el presidente electo en su reunión en Palacio Nacional.

También te puede interesar: Dictamen del nuevo aeropuerto de la CDMX será este viernes

Tanto en la presentación de su Plan de Desarrollo 2018-2024, el 10 de noviembre de 2017 como en su registro como precandidato de Morena a la Presidencia, el 12 de diciembre del año pasado y en el anuncio de la creación de la Secretaría de Seguridad Pública y del nombramiento de Durazo como su titular, López Obrador planteó la creación de una Guardia Nacional.

En los tres casos, el hoy presidente electo señaló que la creación de la Guardia Nacional se haría de acuerdo a lo que establece la Constitución, a fin de “reorganizar e integrar a todas las corporaciones militares y policíacas. Se premiará el buen desempeño de sus integrantes y se castigará con rigor la corrupción y la asociación delictuosa”.

“Sin descuidar otras tareas, otras funciones del Ejército y de la Marina que tienen que ver con la defensa nacional, se pondrá el énfasis en la seguridad pública y se integrará esta Guardia Nacional”, señaló López Obrador el 4 de enero de este año.

Durazo Montaño expuso que la decisión de ya no crear esa figura se tomó porque los esfuerzos del nuevo gobierno en materia de seguridad y combate al crimen organizado se enfocarán en mejorar la coordinación entre las corporaciones policiacas y elementos de las Fuerzas Armadas (Ejército y Marina).

“En la nueva estrategia de combate al crimen que se pondrá en marcha no se continuará con la captura de los llamados ‘objetivos prioritarios’, ya que su aprehensión no ha derivado en la reducción de la violencia”, subrayó.

Entrevistado afuera del Senado de la República, el próximo titular de la SSP recalcó que con Enrique Peña Nieto “se definieron 122 objetivos de la delincuencia, de los cuales han sido detenidos 110, pero los índices de inseguridad no disminuyen”.

Durazo explicó que para el próximo gobierno “será más importante perseguir el dinero del narcotráfico que a los propios narcotraficantes, porque lo que da capacidad de operación al narcotráfico no son los liderazgos, y es precisamente el recurso financiero el que da capacidad para corromper y para operar”.

“En la persecución de los objetivos financieros se fraccionan las organizaciones criminales y se vuelve más difícil su control para el estado mexicano; en lugar de perseguir a los narcotraficantes vamos a perseguir el dinero del crimen organizado”, sostuvo.