Agencia
Estados Unidos.- Según confirma E News!, Selena Gomez entró este enero a una clínica de Nueva York para tratar un problema fuerte de depresión y ansiedad. Según las fuentes del medio, la cantante ingresó por voluntad propia, cumpliendo así un programa de dos semanas.

"Se trata de bienestar físico, mental y alimentación limpia. Estuvo allí por unas dos semanas, pero también estuvo en la ciudad trabajando", dijo otra fuente a Us Weekly. "Se siente muy bien. No quiere volver a estar donde estuvo antes. Ella siempre se quiere sentir proactiva".

En cuanto a Justin Bieber, se dice que el canadiense la apoyó mucho con esta situación, aunque él no fue la razón por la cual Gomez se internó, informa el portal Quién.com.

También te puede interesar: Captan a Selena Gomez saliendo de la iglesia con Justin Bieber

La intérprete de 'Bad Liar' decidió ir a esta clínica después de varios meses de estrés causado, por un lado, por el conflicto que tuvo con su madre, debido a su decisión de trabajar con Woody Allen, así como la de regresar con su ex novio Justin Bieber. Otras fuentes le comentaron a People que, "después de todo el ruido que sucedió durante las vacaciones, ella sintió que necesitaba esto".

El 2017 fue un año difícil para Selena, pues se hizo un trasplante de riñón para tratar los estragos de la enfermedad de Lupus que padece.

La misma fuente también afirma que la ex estrella de Disney planea regresar al centro de salud más adelante: "Ella quiere ir de nuevo a finales de este año. Ahora se siente y se ve muy bien. Está trabajando en nuevas canciones y está entusiasmada con eso".

Es importante decir que no es la primera vez que la también actriz está en un centro de tratamiento. Ingresó a rehabilitación en Tennessee en 2016, después de cancelar su gira 'Revival' para centrarse en su ansiedad y depresión, lo cuales son efectos secundarios del padecimiento que sufre.