Agencia
PARÍS.- El Festival de Cannes decidió prohibir las selfies en los glamurosos desfiles en la alfombra roja que preceden a la proyección de las películas más esperadas de cada edición, según anunció su delegado general, Thierry Frémaux.

Hace tres años, Frémaux pidió públicamente que las estrellas e invitados que pasaran por la alfombra roja no se unieran a esa costumbre "extremadamente ridícula y grotesca", que además ralentizaba el estricto horario de la organización.

También te puede interesar: ¿Brad Pitt y Jennifer Aniston tienen citas en secreto?

Frémaux lamentó entonces que quienes pasaban por la alfombra se pararan cada dos metros "para hacerse una foto de sí mismos", pero dado que su recomendación no tuvo el efecto deseado, ahora ha decidido prohibir esta práctica, según señaló el responsable de Cannes en una entrevista publicada hoy por la revista "Le Film Français".

Ya no se podrá repetir la habitual escena de invitados haciéndose una selfie...

Junto a Pierre Lescure (presidente del festival), el delegado general de Cannes ha decidido prohibir los selfies. "En la alfombra roja, la trivialidad y la ralentización provocada por el desorden que causa la práctica de las selfies perjudica la calidad de la subida de las escaleras y, por tanto, al festival en su globalidad", explica el responsable de Cannes.

De ahí que en esta 71 edición del certamen más famoso del mundo, que se celebrará del 8 al 19 de mayo, ya no se podrá repetir la habitual escena de invitados haciéndose una selfie mientras se multiplican los flashes de los fotógrafos acreditados. Una edición que contará con más novedades, como el adelanto de su comienzo en un día (el martes) para que así los premios se entreguen en sábado y no en domingo como hasta ahora, lo que dará más visibilidad a la gala.

Eliminar pases de presa

Y que además eliminará los pases para la prensa y público antes del estreno de las películas por la noche, de forma que esa proyección de gala, precedida por el desfile por la alfombra roja, sea el estreno mundial del filme. "Así el suspenso será total", afirma Frémaux.

Pequeños cambios en un festival que lleva siete décadas funcionando como una máquina bien engrasada pero que se va adaptando a los tiempos. En ese proceso de adaptación, Cannes también prevé nuevas iniciativas en el marco del movimiento global de igualdad entre mujeres y hombres en el mundo del cine impulsado por "#MeToo" y "Time's Up".

Los responsables del festival se reunirán con la secretaria de Estado de Igualdad de Francia, Marlène Schiappa. "Cannes está vigilante y activo" sobre esta cuestión, según resaltó Frémaux, que señaló que al foro de debate "Women in Motion"que comenzó hace cuatro años, el festival añadirá otras cosas porque "el mayor festival del mundo debe ser ejemplar".

Con información del portal de noticias Milenio.