Agencia
Estados Unidos.- El narcotraficante mexicano conocido como “La Barbie”, fue sentenciado este lunes en Atlanta a casi 50 años de cárcel, y a pagar 192 millones de dólares.

“La Barbie”, cuyo nombre verdadero es Edgar Valdez Villarreal, fue acusado de tráfico de drogas y lavado dinero, informa el portal El Economista.

Se le acusaba de traer al este de Estados Unidos camiones llenos de cocaína, y de enviar de vuelta a México millones de dólares. 

También te puede interesar: 'El Chapo' podría recuperar su libertad ¿por qué?

Valdez fue arrestado en México en 2010 y estaba entre 13 personas extraditadas a Estados Unidos en septiembre del 2015.

Meses antes de su detención, Édgar Valdez, comió en un restaurante de la zona Diamante de Acapulco, un exclusivo lugar de la joya del Pacífico donde el capo disfrutaba departir con socios, pistoleros y operadores financieros. Fue la última vez que cerró para él ese local, como hacía con otros. 

La historia del capo cobró notoriedad en Guerrero después de la muerte de Carlos Esteban Landeros Sánchez, en febrero de 2006, cuando el lugarteniente de Joaquín Guzmán Loera, líder del Cártel de Sinaloa, murió en un enfrentamiento con policías preventivos de Acapulco, en ese municipio. El saldo: cuatro muertos.

En esa época, 'La Barbie' seguía al mando de Arturo Beltrán Leyva, El Jefe de Jefes, y vivía en Laredo, Tamaulipas. La Fiscalía General del Estado (FGE) reconoce 2006 como “el antes y el después de la ola de violencia en Guerrero”, cuando el ex presidente Felipe Calderón declaró la guerra contra el crimen organizado, informa el portal El Debate.