Agencia
ESTADOS UNIDOS.- El hecho de que cancelaran la tercera película de Sex and The City apenas unos días antes de que iniciara el rodaje produjo una desagradable pelea pública entre Kim Cattrall -la inolvidable Samantha Jones en la serie de HBO- y la protagonista indiscutible de la historia, Sarah Jessica Parker, mejor conocida por su papel de Carrie Bradshaw.

Mientras la primera aseguraba que ella nunca había accedido a participar en una nueva secuela, al tiempo que negaba que hubieran sido sus 'exigencias de diva' las que impidieron que llegara a un acuerdo con los productores de la cinta, la segunda echaba más leña al fuego lamentando públicamente que los fans de la saga no fueran a poder disfrutar del guión "divertido y conmovedor" que habían creado para poner el broche de oro a la historia.

También te puede interesar: ¡Es oficial! Mario Bros tendrá película

Sin embargo, en las últimas semanas, la posibilidad de que el esperado filme llegue finalmente a la gran pantalla sin Cattrall ha ido cobrando cada vez más fuerza. Ahora, la propia Sarah Jessica Parker se ha pronunciado al respecto, para hablar de las distintas posibilidades con las que la trama podría justificar la ausencia del personaje de Samantha -como su posible fallecimiento- y dar su opinión sobre ellas.

"Creo que una vez que todos hayamos superado el proceso de duelo, entonces Michael Patrick [King] podría comenzar plantearse qué podría hacer y cómo querría proceder a partir de ese momento. Esa es la respuesta más clara que puedo dar", aseguró la intérprete cuando le plantearon la posibilidad de que la historia de las amigas neoyorquinas siguiera adelante sin una de sus protagonistas originales.

En su caso concreto, la actriz no se ha recuperado por completo del roller coaster emocional que provocó escuchar a la que fuera su compañera -y en su opinión, amiga- durante más de una década afirmar que su relación nunca había trascendido más allá de lo profesional y que sus interacciones habían tenido siempre un componente "tóxico".

"Ha sido descorazonador", reconoció acerca de las declaraciones de su antigua compañera de reparto. "Ya hemos hablado mucho del tema. Toda esa semana fue... me molestó mucho, porque no recordaba así nuestra experiencia juntas. Es triste, pero sigo pensando que lo que nos une es una experiencia muy particular, que fue profesional, sí, pero también se volvió personal porque se trató de años y años de nuestra vida. Y espero que eso termine por eclipsar todo lo que se ha dicho en las últimas semanas. Pasamos muchos años haciendo algo muy especial con lo que mucha gente siente una conexión, y eso es todo un privilegio".

Así que por ahora queda esperar a ver si al final deciden seguir con la historia sin la carismática Samantha Jones.

Con información del portal Quién