Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- El legendario productor de hip-hop, Russell Simmons, fue acusado por cuatro mujeres de acoso sexual, tres de las cuales afirmaron haber sido violadas por el fundador de una de las disqueras que elevó a la fama a este género musical. Ante esto, Simmons dijo en Instagram que planea defenderse.

De acuerdo con Notimex, en una investigación publicada este jueves en el diario The New York Times, cuatro mujeres describen un patrón de comportamiento sexual violento por parte de Simmons, fundador de Def Jam Recordings, con incidentes que se extienden desde 1988 hasta 2014.

También te puede interesar: ¡Rompe el silencio! Salma también fue víctima de Weisntein

Las mujeres que acusan a Simmons de violación son Drew Dixon, quien trabajó como ejecutiva en Def Jam en la década de los años 90; la periodista Toni Sallie, y la cantante Tina Baker. La guionista Jenny Lumet aseguró también haber sido acosada por el productor.

De acuerdo con Dixon, Simmons describía gráficamente la excitación que ella le provocaba; le pidió que se sentara en su regazo y le exponía su erección. Más tarde, Simmons la violó en su departamento, de acuerdo con la exejecutiva.

En cada testimonio, numerosos amigos y personas cercanas a las mujeres involucradas en los incidentes aseguran que supieron de las agresiones en su momento, de acuerdo con el diario.

Las mujeres decidieron contar sus experiencias luego de las acusaciones contra el poderoso productor de cine Harvey Weinstein, cuyo comportamiento incluyó acoso, violaciones y, de acuerdo con un testimonio de la actriz mexicana Salma Hayek, incluso amenazas de muerte.

Simmons, de 60 años, difundió un comunicado en que niega “vehementemente todas estas acusaciones. Estas terribles acusaciones me han afectado profundamente. Todas mis relaciones han sido consensuales”.

Añadió que siente “un enorme respeto por el movimiento de mujeres en todo el mundo y su lucha por el respeto, la dignidad, la igualdad y el poder”.

Simmons fue uno de los primeros productores de Nueva York, la cuna del hip-hop, que se dio cuenta del potencial comercial de este género, y mediante su productora realizó grabaciones ahora clásicas de artistas como Run-DMC, Beastie Boys, LL Cool J y Public Enemy.