Agencia
Ciudad de México.- Si al terminar el día, sólo quieres dormir, te sientes fatigado y débil, pueden presentar los síntomas de anemia, una enfermedad caracterizada por falta de glóbulos rojos sanos, los cuales tienen la función de transportar un adecuado nivel de oxígeno a todo el cuerpo. El cansancio sucede cuando falta justo eso, una apropiada oxigenación del organismo.

El tema de la anemia, es delicado para el sector salud, pues de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, mil 620 millones de personas tienen el padecimiento, los más afectados: mujeres embarazadas y niños de preescolar, informa el portal Salud180. 

También te puede interesar: Esta es la forma de rejuvenecer 20 años tu corazón

Los tratamientos varían de acuerdo al grado de la enfermedad y descompensación que se presente, es importante que acudas con tu médico en caso de presentar alguno de los siguientes síntomas:

Dolor de cabeza constante

Fatiga

Latidos de corazón irregulares

Dolor en el pecho

Debilidad

Manos y pies fríos

Piel pálida o con tonos amarillos

Mareos constantes

(Contexto/Internet)

Las causas

La anemia está relacionada a una deficiencia de hierro: la médula ósea lo necesita para producir hemoglobina, si tu cuerpo no cuenta con la cantidad necesaria de hierro, el organismo no será capaz de producir glóbulos rojos suficientes.

Por falta de vitaminas: el ácido fólico y la vitamina B-12 son indispensables para producir adecuadamente glóbulos rojos, si tu dieta es pobre en estos nutrientes, podrías tener anemia.

Por enfermedades crónicas también pueden afectar la formación de glóbulos rojos, casos como: cáncer, artritis reumatoide, enfermedades renales, VIH o relacionados con enfermedades de la médula ósea.

Existen otros tipos de anemia como, aplásica, hemolítica, de células falciformes, entre otras.

Es primordial que acudas a revisión en caso de presentar una constante en los síntomas, e iniciar lo más pronto posible con el tratamiento que te haga sentir saludable.