Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- La ansiedad es una respuesta fisiológica y psicológica a una situación de peligro o miedo que puede traer consigo una serie de síntomas que comprometan tu salud.

Según información del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la ansiedad es un estado emocional desagradable que se acompaña de cambios somáticos y psíquicos que pueden presentarse como una reacción adaptativa o como un síntoma o síndrome que acompaña a diversos padecimientos médicos y psiquiátricos, informa Notimex.

También te puede interesar: Conoce los 'mágicos' beneficios del amaranto

Puede llegar a ser irracional por un estímulo ausente, y sus síntomas pueden ser prolongados y recurrentes, generando un grado de disfuncionalidad en la persona que la padece.

Síntomas físicos

Aumento de la tensión muscular
Mareos
Sudoración
Sensación de “cabeza vacía”
Parestesias (sensación de quemadura o pinchazos que suele sentir en las manos, brazos, piernas o pies y a veces en otras partes del cuerpo.
Hiperreflexia (cambio en la frecuencia cardiaca)
Fluctuaciones de la presión arterial
Palpitaciones
Midriasis (dilatación de pupilas)
Síncope (pérdida pasajera del conocimiento, acompañada de una paralización momentánea de los movimientos del corazón y de la respiración que se genera por una falta de irrigación sanguínea en el cerebro)
Taquicardia
Temblor
Diarrea
Molestias digestivas
Aumento en la frecuencia y urgencia urinarias

Síntomas psicológicos

Intranquilidad
Inquietud
Nerviosismo
Preocupación excesiva y desproporcionada
Miedos irracionales
Ideas  catastróficas
Deseo de huir
Temor a perder la razón y el control
Sensación de muerte inminente

Los síntomas se pueden aparecer en los primeros diez minutos después de comenzar la crisis de ansiedad, en este tiempo, pueden presentarse al menos cuatro síntomas de los antes descritos.