Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Es común que en distintas etapas de nuestras vidas todos tengamos el sentimiento de sentirnos ansiosos. Esto hasta cierto punto es normal, sin embargo, cuando se presenta constante mente y nos crea sentimientos extraños no hay que dejarlo pasar.

También te puede interesar: Remedios para quitar el hipo en un 2 por 3

De acuerdo con el portal Muy Interesante, los desórdenes de ansiedad involucran más que preocupación temporal y esto puede afectar la calidad de vida de una persona. Te decimos tres síntomas de los trastornos de ansiedad y cómo tratarlos: 

Preocupación constante 

Uno de los síntomas más comunes de los desórdenes de ansiedad es la angustia constante. Cuando la preocupación ocurre la mayoría de los días y es persistente durante varios meses puede considerarse un desorden de ansiedad. 

Sentirte agitado 

El sistema nervioso simpático desencadena una serie de respuestas en el cuerpo que provocan que el pulso se acelere, las palmas suden y se seque la boca. Esto sucede porque el cerebro detecta peligro, así que aumenta la frecuencia cardiaca y mejora los sentidos. Esta respuesta es muy efectiva cuando existe una amenaza real, pero cuando el miedo está solo en la cabeza puede ser agotador.

Ataques de pánico

Las personas que sufren de ansiedad son propensos a sufrir de ataques de pánico. Estos son cortos periodos de intenso miedo que pueden incluir sudoración, ritmo cardíaco acelerado y la falta de aliento. 

Si tienes alguno de estos síntomas lo mejor es buscar a un especialista. Sin embargo, existen algunas medidas naturales que pueden ayudarte a disminuir la sensación de como: 

-Llevar una dieta balanceada 

-Limitar el consumo de cafeína 

-Ejercitarse regularmente 

-Intentar métodos de relajación como la meditación o la yoga

Otro hecho: el origami podría ayudar a regenerar nuevos órganos

El papel tisú podría jugar un papel fundamental en la regeneración de órganos vitales como el corazón, ovarios y pulmones. Investigadores han transformado las células reales de estos órganos gracias al origami.

El equipo de investigación hizo papel de seis tipos de tejido de vaca o porcino: ovario, útero, riñón, hígado, corazón y músculo. El papel contiene una estructura de cada tipo de tejido, así como un ambiente alentador en el cual las nuevas células sanas pueden florecer. 

El papel de seda flexible y plegable tratado con células de médula ósea humana se convirtió en un vivero animado para las células. Después de cuatro semanas, todas las células originales se habían unido y reproducido.