Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Starbucks cerrará 8 mil cafeterías en Estados Unidos la tarde del 29 de mayo, para instruir a casi 175 mil trabajadores en cómo prevenir la discriminación racial en las tiendas.

El anuncio de la compañía de cafeterías más grande del mundo se conoce cuando intenta enfriar tensiones después del arresto de dos hombres negros en uno de sus cafés en Filadelfia la semana pasada, lo que desató acusaciones de discriminación racial contra la cadena.

También te puede interesar:  José Ramón Amieva es el 'nuevo' Jefe de Gobierno

Manifestantes han llamado a boicotear a la compañía, en lo que se ha convertido en el mayor desafío que afronta el presidente ejecutivo Kevin Johnson, quien ocupa el cargo desde hace aproximadamente un año.

Hace tres años, Starbucks fue blanco de burlas por tratar de iniciar una conversación nacional sobre relaciones raciales, al pedir a sus empleados que escribieran las palabras "Razas Juntas" en las tazas de café. La iniciativa, aunque salió mal, se correspondía con las establecidas gestiones de la compañía para proyectar una imagen progresista y de inclusión.

Ahora, Starbucks está lidiando con una ola de indignación por el arresto de los hombres negros en una de sus cafeterías en Filadelfia.

Video viral

Esas gestiones representan un claro contraste con el video que se hizo viral el fin de semana en el que se ve a dos hombres negros siendo arrestados en una de sus localidades luego de que un empleado llamó a la policía.

El video muestra a varios policías hablando calmadamente con los hombres, que estaban sentados a una mesa. Luego de unos pocos minutos, los agentes esposan a los hombres y se los llevan, mientras otros comensales dicen que los hombres no estaban haciendo nada malo. La prensa en el área de Filadelfia dijo que los hombres estaban esperando a un amigo.

Según la policía, los dos hombres pidieron que se les permitiera usar el baño, pero se les negó porque no habían comprado nada y los hombres se negaron a irse. Una portavoz de Starbucks dijo el lunes que el empleado en cuestión no trabaja más en la cafetería, pero no dio detalles.

El director general de Starbucks, Kevin Johnson, se reunió el martes con los dos hombres arrestados el lunes, confirmó una portavoz de la compañía, aunque no dio más detalles. Un abogado de los hombres no respondió a un mensaje en busca de comentarios.

Con información del portal Excélsior.