Agencia
TAILANDIA.- Hace dos meses Jirawut Pongphan, un tailandés de 42 años, reunió a familiares y amigos en su casa para celebrar que había ganado un premio de 1.3 millones de dólares, pero se despertó al día siguiente y no encontró sus boletos, cuenta Mirror.

El pasado 31 de enero se suicidó pegándose un tiro, dieron a conocer recientemente los medios.

Jirawut, de la provincia de Chonburi en el este de Tailandia, tenía siete boletos con los números ganadores y saboreaba el giro que iba a dar su vida, cuando de repente, su emoción se tornó en desazón, informa el portal RT.

También te puede interesar:  Niña causa polémica por vender galletas cerca de este lugar...

Tras convertirse en millonario de la noche a la mañana, el hombre no pudo vivir con la sensación de no poder concretar sus sueños.

El sujeto ganó el gran premio en noviembre del año pasado, pero cuando perdió los boletos se vio sumido en una profunda depresión, y la combinación de estrés y de tristeza lo dejó incapacitado para trabajar.

Tras ello, Pongphan decidió acabar con su vida con un arma de fuego.

Otro caso de la lotería 

Una mujer oriunda del estado de New Hampshire, en los Estados Unidos, ganó 560 millones de dólares en el Powerball de enero, pero por temor a revelar su identidad, aún se niega a cobrar el astronómico premio.

Debido a reglas de la lotería, la entrega del premio del juego de azar debe ser un evento público, de modo que la identidad del ganador es revelada al mundo entero, informa Infobae.

Pero según documentos de la corte obtenidos por NewHampshire.com, en los cuales la demandante es identificada como "Jane Doe", la afortunada mujer le está pidiendo a un juez el derecho a recibir su pago en efectivo y a permanecer anónima.

"Ella es residente de New Hampshire desde hace mucho tiempo y es un miembro comprometido de la comunidad", escribió en los documentos judiciales el abogado de la mujer, Steven Gordon.