Agencia
Estados Unidos.- Un insólito hecho ocurrió en el San Antonio Aquarium, en Texas, en donde tres sujetos realizaron un sorprendente hecho delictivo: robaron un tiburón.

Dos hombres  fueron detenidos por la Policía de Leon Valley el sábado pasado, durante la Semana del Tiburón, debido a que un trabajador del lugar notó que tres visitantes mantenían una actitud extraña, informa el porta 24 Horas.

Debido a esto, fueron vigilados de cerca con cámaras las que percibieron que caminaban junto a un bebé en brazos y su respectivo coche en la zona de las piscinas de los tiburones.

También te puede interesar: Ladrón muerde y estrangula a un perro policía

En ese momento, uno de ellos tomó una pequeña red, hundiéndola en una de las piletas para sustraer a Miss Helen, una tiburón suño cornudo. Tras esto, envolvieron al animal en una toalla, acomodándola en el coche y huyendo de inmediato del lugar.

Tras esto, la gerente del acuario ordenó que las tres personas fueran seguidas hasta el estacionamiento. En el lugar se les enfrentó para preguntarles por qué salía agua de una toalla que se movía en el coche de bebé. Al respecto, los sujetos afirmaron que se les había caído un vaso con líquido, por lo que se le solicitó revisar el vehículo, petición a la que ellos se negaron. Segundos después se fugaron del lugar.

A raíz de la acción, se interpuso una denuncia a la policía, quienes no creyeron lo sucedido. Sin embargo, al revisar las grabaciones se percataron que el insólito robo había sido concretado. Tras esto, los efectivos llegaron a la vivienda de uno de ellos donde se encontraba Miss Helen viva y nadando en una pecera.

Al parecer, el hombre de 38 años quería el ejemplar para su propia colección, sin fines de lucro. Joseph Salvaggio, jefe de la policía, señaló que "no creemos que estuvieran planeando venderlo. No lo dijo, pero al ver a los otros animales que había allí, era más que probable que fuera algo que él quisiera para sí. Ya había tenido uno de estos en el pasado… obviamente le gustan esos tipos de animales".

A las pocas horas de haberla hallado, el tiburón regresó al San Antonio Aquarium. En tanto, el otro sujetos que participaron en el inusual atraco son investigados. Las autoridades estaban hablando con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica para determinar si se presentan cargos federales.