Agencia
ACAPULCO, Guerrero.- Este jueves arribaron más de mil efectivos de la Sedena a Guerrero para resguardar la seguridad de la ciudadanía.

De acuerdo con Notimex, más de mil elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) arribaron a Guerrero para reforzar acciones de seguridad, protección de escuelas, rotación de personal y combate de cultivos ilícitos.

En un comunicado, el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, indicó que un grupo de más de 180 elementos llegaron este día en aviones de la Fuerza Aérea Mexicana al aeropuerto internacional Juan Álvarez de Acapulco, y continuará hasta el domingo próximo.

También te puede interesar: Peña Nieto responde a Trump y pide respeto para los mexicanos

Señaló que los militares se sumarán a las acciones de erradicación de cultivos ilícitos en el estado, particularmente los plantíos de amapola y marihuana, así como reforzar la protección de centros educativos y acciones de seguridad.

El Grupo de Coordinación Guerrero, que encabeza el gobernador Héctor Astudillo Flores, reconoció la amplia disposición y compromiso de la Secretaría de la Defensa Nacional para complementar las capacidades de las instituciones de seguridad.

Cártel de Los Rojos

El cártel de 'Los Rojos' surgió producto de una división de Los Beltrán Leyva, que tiene su base de operaciones en Chilpancingo, la capital de Guerrero, estado en el que se pelean con el cártel de “Guerreros Unidos” el control de la plaza y están vinculados a delitos de alto impacto como la extorsión y el secuestro, según revelan investigaciones periodísticas.

En 2015 la Procuraduría General de la República (PGR) anunció la detención de una de sus lideresas, Leonor Nava alias “La Garra”, pese a lo cual la organización criminal siguió en crecimiento, ya que actualmente tienen presencia en Morelos, Estado de México y el sur del estado de Puebla, como lo reveló el gobernador José Antonio Gali Fayad.

Los Rojos están acusados de delincuencia organizada, extorsiones, secuestros y producción de droga en La Montaña de Guerrero. En 2012, Crisóforo Rogelio Maldonado Jiménez, alias "El Bocinas" y líder de la organización fue asesinado dentro de las instalaciones del Hospital Médica Sur de la Ciudad de México por "Los Guerreros Unidos", grupo delictivo y supuesto rival de Los Rojos.

Antonio Elí Miranda Román, alias "La Moña", sustituyó a Crisóforo, pero al igual que sus antecesores, fue abatido en 2013 en Tequesquitengo, Morelos.

El poder de Los Rojos se extendió tanto que llegó a esferas más altas ya que varios elementos de la corporación policiaca de Yautepec, en Morelos, estaban involucrados con el cártel, desde el director hasta los uniformados de los niveles más bajos.

Por su parte, la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA) por sus siglas en inglés tiene informes clasificados de este cártel, así como el de Guerreros Unidos desde 2009.