Agencia
ESTADOS UNIDOS.- El show de medio tiempo del Super Bowl es uno de los grandes atractivos del evento deportivo, incluso hay quienes ven el juego sólo por ver la actuación de los cantantes o grupos musicales del momento.

Sin embargo, no todos los espectáculos han cubierto las expectativas del público.

También te puede interesar: Shakira aparece cantando para sus fanáticos

Mientras esperamos al domingo para ver con qué nos sorprenderá Justin Timberlake, aquí recordamos algunos de los peores shows en la historia del Super Bowl.

Elvis Presto (1989)

Joe Robbie Stadium -ahora se llama Hard Rock Stadium- (Miami, Florida)

El show de medio tiempo de la edición 23 del Super Bowl estuvo a cargo del imitador Elvis Presto, quien no logró emocionar al público.

Desfile de invierno (1992)

Hubert H. Humphrey Metrodome (Minneapolis, Minnesota)

Aquí no hubo imitadores, sólo un desfile con muñecos y copos de nieve gigantes en el que, al ritmo de una orquesta, cientos de bailarines llenaron la cancha del Hubert H. Humphrey Metrodome. Después de más de seis minutos, apareció Gloria Estefan e interpretó algunos temas.

Indiana Jones, Patti LaBelle y Tony Bennett (1995)

Joe Robbie Stadium -ahora se llama Hard Rock Stadium- (Miami, Florida)

La casa de los Dolphins volvió a ser escenario de un muy mal espectáculo de medio tiempo, esta vez bajo la producción de The Walt Disney Company.

Con un escenario que hacía referencia a Indiana Jones y el templo de la perdición, el espectáculo reunió a Patti LaBelle, Tony Bennett y The Miami Sound Machine, quienes cantaron en medio de bailarines egipcios.

Disney, Toni Braxton, Phil Collins, Tina Turner, Enrique Iglesias y Christina Aguilera (2000)

Georgia Dome (Atlanta, Georgia)

Este espectáculo mostró que los shows para el Super Bowl no son lo que mejor le sale a Disney. Esta vez produjo el espectáculo Tapestry of Nations (Tapiz de Naciones), en la que el actor Edward James Olmos fue narrador y Toni Braxton, Phil Collins, Tina Turner, Enrique Iglesias y Christina Aguilera fueron apareciendo en el escenario.

El resultado fue parecido a una inauguración de Juegos Olímpicos.

Bruno Mars (2014)

MetLife Stadium de East Rutherford, Nueva Jersey 

El cantante no causó el impacto esperado con su espectáculo, que se vio empañado, entre otras cosas, por el playback de los invitados especiales Red Hot Chili Peppers.

Blues Brothers (1997)

Louisiana Superdome (New Orleans, Louisiana)

Lo que comenzó como un número musical creado para el show Saturday Night Live llegó al escenario del encuentro deportivo con un toque cómico.

Con información del portal Milenio