Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- La activista Frida Guerrera, la tía de la víctima, Marina Pichardo, y su abogada, Daniela Meléndez, exigieron a Televisa que retire su capítulo de la Rosa de Guadalupe basado en el feminicidio de la menor que fue identificada como “Calcetitas Rojas”, pues consideraron que con ello buscan “lucrar” con la tragedia y presentan el caso como una telenovela.

La pequeña bautizada como “Calcetitas rojas” fue golpeada hasta la muerte y su cuerpo abandonado en Nezahualcóyotl, Estado de México, el 18 de marzo de 2017. Durante 9 meses, nadie identificó el cadáver y nadie fue señalado por el crimen. Frida Guerrera investigó el caso hasta dar con la familia de la menor.

También te puede interesar: Llega “El mundo oculto de Sabrina”, la nueva serie de Netflix 

“Nos parece muy poco ético que Televisa, quien en su momento fue uno de los medios que nos ayudó en el mes de noviembre de 2017 con entrevistas a Frida Guerrera, para la difusión del rostro de la niña, el día de hoy permita que el caso sea usado, sin autorización alguna por parte de la familia o la Licenciada Daniela Meléndez. En un programa que raya en la ‘parodia’, donde su caso puede interpretarse por quienes ven este tipo de programación como algo ‘irreal’ o que no fue verídico, o con morbo”, se lee en una petición lanzada en Change.org por la activista.

El lunes por la tarde, Televisa transmitió un capítulo de la Rosa de Guadalupe basado en el caso de la menor de 5 años identificada como Lupita. “Amaranta encuentra el cuerpo de una niña de 5 años que fue asesinada brutalmente a golpes. Ella no descansará hasta dar con los culpables y que se le haga justicia a… ‘Calcetitas rojas’”, dice el promocional de Televisa.

La activista recriminó que se haya llevado el caso de la menor como una “telenovela”.

“Creemos en la libertad de expresión, y la defendemos como medio, familia, abogada y ciudadanas que somos, pero hacemos un llamado a Televisa para que retiré dicho capítulo, ya que, en lugar de informar, le resta seriedad a la terrible realidad que se padece en este país”, exigió.

“Hacemos un llamado a la empresa, a que no lucre con el dolor de la familia de la niña, y analice las consecuencias que puedan sufrir las hermanas de Lupita”, añadió.

La petición ha recaudado más de 500 apoyos y puedes firmarla aquí.

El caso de Lupita 

Lupita era una menor que sufría maltrato infantil en su hogar. En enero pasado, se dio a conocer que en 2016, Lupita se trasladó a una casa cercana de la vecindad en la que habitaba. La cuidaron. Sin embargo, la madre de la menor fue por ella y se la llevó de nuevo a su casa. Luego, su madre y su padrastro la golpearon hasta la muerte.

Su feminicidio provocó una intensa condena social. Se trata de un caso de abuso, pero también de un Estado ausente. Los activistas dicen que el Gobierno del Edomex se vio obligado a intervenir no por mandato, no porque le importara, sino por la fuerte presión social.

Los familiares confirmaron la identidad de la menor: le decían Lupita porque no estaba registrada. Sufría maltrato familiar y tenía 5 años el día en que fue brutalmente asesinada en el Estado de México.

A finales del año pasado, la madre y el padrastro de la menor fueron detenidos como presuntos responsables.

Con información de Sin Embargo.