Agencia
LOS ÁNGELES, Estados Unidos.- Mark Zuckerberg no para de recibir palos, incluso cuando hace algo que le honra. Dado que en su comparecencia ante el Senado de los EEUU no tuvo tiempo para responder a todas las preguntas que le hicieron, el CEO de Facebook ha escrito una carta a los senadores para dar todavía más respuestas.

De acuerdo con información del diario El Mundo, el problema: tales respuestas no hacen sino agravar aún más la situación y hacer que la desconfianza en torno a Facebook y los usos que hace de los datos de usuario.

También te puede interesar: Sale a la luz otro fallo en la privacidad de Facebook

La carta es muy extensa y tiene 229 páginas en su versión en inglés y, además de defender su postura, viene a reconocer que Facebook no tiene perfiles fantasma de usuarios no registrados en la red social, pero que sí recopila información sobre ellos a través de webs y servicios con botones de Facebook.

Según Zuckerberg, "cuando los usuarios visitan aplicaciones o sitios web que incluyen nuestras tecnologías, como el botón "Me gusta", nuestros servidores registran automáticamente datos del navegador o la aplicación".

Entre esos datos, figuran "si un dispositivo o usuario particular visitó el sitio web o la aplicación", así como "información adicional que el editor de la aplicación decida compartir con Facebook sobre las actividades de la persona".

En otras palabras, las webs que insertan botones para compartir en Facebook están mandando información de todos sus usuarios, tanto los que sí tienen cuenta como los que no, a la red social. Y Facebook usa todo esto para crear mejores filtros para las campañas de publicidad de quienes contratan sus servicios.

Es más, incluso si no has iniciado sesión en Facebook, pero tienes una cuenta, la red social te persigue allá por donde vayas. "Es posible que haya temas específicos sobre cómo usa Facebook, incluso cuando no está conectado, sobre los que hacemos un seguimiento con el fin de asegurarnos de que no se infringen nuestras políticas de uso", dice la carta textualmente.

Este flujo constante de malas noticias sobre Facebook y centras en su fundador y director, Mark Zuckerberg, han exacerbado los ánimos de la junta directiva,que lo quiere fuera y lo califica de dictador sin muchos miramientos.