Agencia
MIAMI, Florida.-A pesar de caer en la Final del Torneo de Roma, la tenista rumana Simona Halep logró continuar en la cima de la Asociación Femenil de Tenis (WTA) y la clasificación sólo sufrió una modificación respecto a la semana pasada, informó Medio Tiempo.

También te puede interesar: Desfilan los laguneros en su tierra

Aunque se quedó en los Cuartos de Final del certamen celebrado en Italia, la letona Jelena Ostapenko ascendió un puesto en el ranking, se ubicó en el quinto puesto, el cual le arrebató a la checa Karolina Pliskova, que cayó al sexto.

Otro cambio que se presentó, aunque fue varias posiciones abajo, fue el importante ascenso de la rusa María Sharapova, quien conquistó su mejor actuación desde su sanción por dar positivo en el dopaje.

Masha llegó hasta la semifinal del Foro Itálico, donde cayó a manos de la número uno del mundo por parciales de 4-6, 6-1 y 6-4, lo que le valió volver a entrar en las primeras 30 tenistas del mundo, escalando desde el puesto 40 al 29.

Clasificación de WTA al 21 de mayo de 2018:

Po. Nombre País Puntos

Simona Halep (RUM) 7,270

Caroline Wozniacki (DIN) 6,935

Garbiñe Muguruza (ESP) 6,010

Elina Svitolina (URK) 5,505

Jelena Ostapenko (LVA) 5,382

Karolina Pliskova (CZE) 5,335

Caroline Garcia (FRA) 5,170

Petra Kvitova (CZE) 4,550

Venus Williams (EUA) 4,201

Sloane Stephens (EUA) 4,164

Contundente y tenaz en sus encuentros con las grandes. (Foto: Tenistopic)

Simona Halep es una jugadora de tenis profesional que actualmente ocupa la posición número 1 de la WTA. Halep ostenta en su haber 16 títulos en individuales de categoría WTA, así como también 6 títulos en individuales y 4 en dobles de categoría ITF.

De acuerdo con la Nacion de Argentina, Halep hace algunos años capturó la atención de los medios -y los fotógrafos y paparazzi, claro- por su busto sumamente prominente. Que, al mismo tiempo, por su peso, le generaban fuertes dolores de espalda. La joven rumana tomó una decisión: pasar por el quirófano para quitarse el exceso que le dio la naturaleza.

"Afecta mi capacidad de reacción, mis pechos me incomodan a la hora de jugar. Y no me gustan tampoco en mi vida diaria. Optaría por operarme aunque no fuera deportista", explicó entonces.