Agencia
GANGNEUNG, COREA DEL SUR.- Las estrellas canadienses Tessa Virtue y Scott Moir consiguieron la medalla de oro el martes en la danza sobre hielo, y se convirtieron en los deportistas más condecorados de la historia olímpica en el patinaje artístico, gracias a una rutina libre impregnada de dramatismo y con la música de “Moulin Rouge”.

De acuerdo con Notimex, Virtue y Moir lograron la mejor evaluación de su vida, con 122,4 puntos, para un total sin precedentes, de 206,07. Superaron así a los franceses Gabriella Papadakis y Guillaume Cizeron, con quienes se entrenan y tienen una estrecha amistad.

También te puede interesar: Mexicanos ganan medalla de oro en olimpiadas de matemáticas

La pareja francesa rompió su propio récord para una rutina libre, con 123,35 puntos, gracias a su rutina con “Moonlight Sonata”. Su total de 205,28 puntos estableció también fugazmente un récord, e implicó que Virtue y Moir tendrían que superar la mejor actuación de su vida por 3,28 unidades inmediatamente después.

“No sabíamos que habíamos ganado, desde luego que no”, indicó Moir entre risas. “Realmente nos comprometimos con nuestro entrenamiento porque sabíamos que teníamos que ser mejores que nunca”.

La pareja estadounidense de los hermanos Alex y Maia Shibutani se llevó el bronce, con un registro combinado de 192.59 puntos.

Es la segunda presea dorada que consiguen en estos juegos invernales Virtue y Moir, quienes brindaron ayuda clave para que Canadá conquistara la prueba por equipos. Fue apenas el tercer oro del país en la historia dentro de este deporte, luego de coronarse como local en Vancouver 2010.

“Esto es un poco abrumador... estamos agradecidos con todas las leyendas que llegaron antes que nosotros y que nos allanaron el camino”, dijo Virtue.

Virtue y Moir rebasaron así al ruso Evgeny Plushenko y al sueco Gillis Grafstrom como los deportistas con más medallas olímpicas en patinaje artístico. Y su cosecha de oro igualó el récord que comparten Grafstrom, la noruega Sonja Henje y la soviética Irina Rodnina.