Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- En la paternidad hay días buenos y días malos, pero no puedes dejar que te ganen los nervios y pierdas los estribos. Recurrir a gritos y frases que descalifican o hacen sentir mal a tus hijos no es una buena opción, aunque así lo hayas aprendido en casa. Si quieres educar niños equilibrados y felices debes ponerles un ejemplo positivo, por eso, te damos estos consejos que puedes poner en práctica diariamente.

Reconoce tus errores: Analiza qué hiciste mal y hazlo diferente la próxima vez, informa Milenio.

Aprende a relajarte: Baja el estrés y la ansiedad para que no te desquites con ellos.

También te puede interesar: Este es el secreto para tener una relación exitosa

Trabaja en la empatía: Ponte en sus zapatos cuando le pidas cumplir con sus responsabilidades.

Establece reglas y rutinas: Dentro de casa debe existir un orden y cada quién debe tener responsabilidades asignadas, aunque no siempre se cumplan.

Céntrate en lo importante: No intentes controlar todos los detalles. Asegúrate de que hagan lo que les pides, pero déjalos hacer las cosas a su manera.

Dedica tiempo de calidad: Aunque el trabajo y las actividades del día no te dejen disfrutar de ellos plenamente, búscate un tiempo especial para convivir juntos.