Redacción
CIUDAD DE MÉXICO.- Tom Brady, el mejor quarterback de todos los tiempos, quien apenas confirmó su participación ayer, llevó a los Patriots de Nueva Inglaterra a un triunfo ante los Jaguars.

De acuerdo a milenio.com, el Super Bowl LII ya tiene a su primer invitado. Se trata de los Patriots de Nueva Inglaterra, quienes se impusieron por marcador de 20-24 a los Jaguars en la Final de la Conferencia Americana.

También te puede interesar: El Súper Bowl se acerca y un veterano romperá el récord

En un encuentro donde los locales tuvieron que trabajar gran parte del tiempo con la desventaja en el marcador, Tom Brady reaccionó en el momento oportuno y logró encaminar la remontada ante un equipo de Jacksonville que rozó la hazaña en Foxborough.

.

Los actuales monarcas de la NFL pelearán por el bicampeonato ante el conjunto que resulte vencedor en la Final de la Conferencia Nacional entre las Águilas de Philadelphia y los Vikingos de Minnesota.

Más sobre Patriotas

 El Estadio Azteca se convirtió, el domingo 19 de noviembre, en “Nación Patriota”, ganando  en juego de la Semana 11 de la temporada 2017 de la NFL con un marcador de 33-8 a favor de los patriotas.

De acuerdo con Notimex, Miles de aficionados se distinguieron por vestir el jersey de los Patriotas, destacando el del ya legendario mariscal de campo Tom Brady, con el número ‘12’, y el de Rob Gronkowski, con el ‘87’, los jugadores favoritos de los fanáticos.

Los colores azul marino, con vivos rojos y blancos del uniforme de los Patriotas, dominaron el paisaje en la explanada del Estadio Azteca, demostrando la preferencia por el equipo dirigido por el entrenador en jefe Bill Belichick.

El protagonista del encuentro fue Tom Brady, su carrera quedó sintetizada apenas pisó el césped del Estadio Azteca.

 Aproximadamente 75 mil aficionados que llenaban el inmueble de Santa Úrsula, desde temprana hora empezaron a consumir refrescos, cervezas y comida rápida como hamburguesas, pizzas, hot dogs, tacos de carne asada, papas fritas y diversas botanas.

Congregados en la explanada y accesos a los túneles del estadio Azteca, los fanáticos saciaban su sed con diversas bebidas, ante un clima caluroso y soleado que imperaba al sur de la capital de la República Mexicana.

Con bebidas en mano, los espectadores escuchaban la música de su preferencia, al tradicional mariachi y grupos de rock and roll distribuidos en la explanada antes de que ingresarán a sus respectivos lugares.

Con los uniformes de sus equipos favoritos, porras y gritos, la gente disfrutaba de sus bebidas y alimentos en mesas y sombrillas colocadas para su comodidad, mientras otros participaban en concursos para obtener premios de los equipos.

Los fanáticos llegaron temprano para asistir al partido entre Raiders y Patriotas, correspondiente a la semana 11 de la temporada 2017 de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés).