Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.-  Después de tres décadas de carrera, Tom Cruise de 55 años se ha animado a sumarse a la larga lista de celebridades que han dado el salto a la esfera virtual, al estrenar su cuenta de Instagram, aprovechando la ocasión para dar un anunció sobre la sexta película de Misión Imposible.

El actor ha estrenado este jueves por la mañana su cuenta de Instagram, aprovechando el próximo estreno de la nueva entrega de 'Misión: Imposible', que llegará a los cines este verano y cuyo título ha querido revelar a través de esta plataforma: 'Mission: Impossible Fallout', publicó el portal Quíen.

También te puede interesar: Leonardo DiCaprio será estelar en la nueva película de Tarantino

"Prepárense", ha recomendado a sus fans junto a una imagen de la claqueta del film.

Con tan solo dos publicaciones en su perfil, el intérprete ha conseguido más de medio millón de seguidores que no paran de crecer cada hora que pasa, aunque por el momento él no ha optado por buscar a algunos de sus amigos y compañeros de la meca del cine para comenzar a seguirlos.

Es conocido el hermetismo con que el exesposo de Nicole Kidman maneja su vida privada, por lo que el hecho de que el actor abriera una nueva cuenta en redes sociales sorprendió al público, aunque no es muy activo en estas plataformas (en Twitter pasa meses sin actualizar su estado). Hasta este momento, Cruise no sigue a otros usuarios en Instagram.


Su cuenta en la red social promete estar tan cargada de acción como su filmografía, en vista de que en la segunda fotografía que ha compartido ya aparece realizando una de sus famosas secuencias de acción, en esta ocasión colgando de un helicóptero, que pertenece al rodaje de su última película.

"Para la sexta 'Misión: Imposible' hemos subido las apuestas. Tengo muchísimas ganas de que la vean", ha asegurado

Precisamente durante la grabación de una de esas escenas acción para las que nunca utiliza extras, Tom acabó rompiéndose el tobillo el pasado verano mientras saltaba de un andamio a un tejado. A pesar de estar sujeto con un arnés de protección, la estrella de Hollywood sufrió un fuerte golpe al calcular mal la distancia y acabar impactándose contra la fachada del edificio, lo que no le impidió seguir adelante con la persecución como todo un profesional, a pesar de que cojeaba visiblemente.

Tras la suspensión temporal del rodaje debido a su lesión, a principios de este año el intérprete regresó a la misma localización para repetir el mismo salto, esa vez con más éxito.