Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Tanto el iPhone X Plus, que se espera que sea presentado en septiembre, como el Galaxy S10, con el que se haría lo propio a principios de 2019, podrían venir con una triple cámara trasera como principal novedad. Esto es algo que ha hecho Huawei este año en su modelo P20 Pro y que le ha valido unas excelentes críticas en el apartado fotográfico. 

La información, que publica The Korea Herald, hace mención de manera única a la información provista por un analista de KB Securities que, si bien podría ser verdadera, también podría ocurrir que ninguno de estos dos hechos finalmente se correspondieran con la realidad que veremos más adelante. De manera reciente hemos podido conocer que Apple sí planea incluir una triple cámara en sus teléfonos en el futuro, pero todo apuntaba hacia los modelos de 2019 como los elegidos para que esto fuera así.

Mientras la doble cámara se ha convertido ya en un estándar y muchos piensan ya en incluir la tercera, todo apunta a que los próximos Google Pixel 3 y Google Pixel 3XL se mantendrán con una sola lente. En su lugar, optarían por seguir mejorando el software y el procesado a la hora de tomar fotografías, algo que les ha dado muy buen resultado hasta el momento.

También te puede interesar: Conoce las cuatro novedades que WhatsApp tiene para ti

Tres contra una

Si finalmente los planes se adelantan, la línea de dispositivos que presentaría Apple después del verano quedaría con un primer modelo de introducción de gama con el tamaño y aspecto del iPhone X pero con un panel LCD en lugar de OLED y marco de aluminio, una renovación del iPhone X actual y un iPhone X Plus de dimensiones similares a los actuales dispositivos con este apellido pero con una pantalla notablemente más grande gracias a la reducción de marcos y la inclusión del notch o ceja.

La reserva de esta característica para el modelo Plus sería una intento claro por parte de la compañía para diferenciar el modelo actual de 5,8 pulgadas del Plus, como ya vienen haciendo en los pasados años en el apartado de la cámara con la inclusión de la estabilización óptica primero y del modo retrato después. De esta forma, quien quiera obtener los máximos beneficios que un iPhone es capaz de ofrecer tendrá que optar por el modelo de mayores dimensiones que será, previsiblemente, también el más caro.