Agencia
WASHINGTON, Estados Unidos.- Donald Trump estaba al tanto del acuerdo de confidencialidad con la actriz porno Stormy Daniels y además fue él quien pagó los 130 mil dólares para comprar su silencio.

De acuerdo con información de Notimex, esta asombrosa revelación la hizo con toda naturalidad delante de millones de espectadores nada menos que Rudy Giuliani, que hace solo dos semanas se unió al equipo legal que asesora al presidente de Estados Unidos.

También te puede interesar: Actriz para adultos golpeó a Trump con una revista

La versión de Giuliani básicamente deja de mentirosos a su propio cliente, Donald Trump, y al abogado personal de este, Michael Cohen. Trump confirmó las palabras de Giuliani el jueves por la mañana.

“El señor Cohen, un abogado, recibió un pago mensual, no por parte de la campaña y no tuvo que ver con la campaña, a partir del cual entró, a través de un reembolso, a un acuerdo privado entre dos partes”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

“En este caso está en plena fuerza y efecto, y será usado por daños contra la señorita Clifford (Daniels). El acuerdo fue usado para frenar las acusaciones falsas y extorsionistas hechas por ella sobre un ‘affair’”, agregó Trump.

El mes pasado el mandatario, en una conversación con reporteros a bordo del Air Force One, negó tener conocimiento del pago del dinero, que fue hecho poco antes de las elecciones presidenciales del 8 de noviembre de 2016.

Daniels, por su parte, ha declarado que los 130 mil dólares fueron en pago por su silencio a fin de que no hablara a los medios o públicamente de su relación extramarital con Trump a partir de 2006, a pesar de que Trump la ha negado.

Inicialmente Cohen declaró que el dinero provino de sus propios recursos y que nunca fue reembolsado ni por la campaña de Trump ni por la Organización Trump.

Expertos coincidieron que en caso que hubiera habido algún reembolso a Cohen por parte de Trump, podría ser investigado como una violación a las leyes de financiamiento electoral si el pago no fue reportado a la Comisión Federal Electoral (FEC).

Pero Giuliani, exalcalde de Nueva York, excandidato presidencial republicano y quien recientemente se unió al equipo legal de Trump, declaró en la entrevista televisiva que el pago fue “perfectamente legal”.

La revelación surge en momentos que analistas legales creen que Cohen podría testificar contra Trump como parte de un posible arreglo de negociación de cargos con los fiscales de Nueva York.