Agencia
ESTADOS UNIDOS.- United Airlines anunció este martes la suspensión del transporte de mascotas luego de que un perro fue a parar a Japón en lugar de Kansas, y otros percances.

De acuerdo con información del portal de noticias Milenio, la aerolínea dijo que sus reservas PetSafe estarán suspendidas mientras investiga el servicio, que permite a los clientes enviar mascotas como carga. Las tarifas llegan a cientos de dólares para un perro mediano o grande.

La investigación, prevista para finalizar el 1 de mayo, no afecta las mascotas en la cabina como el bulldog francés que murió después que una asistente de vuelo obligó a un pasajero a colocarlo en el compartimiento superior para equipaje.

También te puede interesar: United Airlines envió un perro a Japón; su destino era Kansas

Después de ese incidente, United pagó un jet privado para transportar a un pastor alemán desde Japón. Dos días después, otro vuelo hizo un aterrizaje imprevisto en Ohio porque transportaba un perro que fue colocado en el avión que no correspondía.

Los dos animales viajaban en la bodega.

El vocero de United, Charles Hobart, dijo que la aerolínea no anulará el programa PetSafe, pero lo suspenderá para mejorarlo y consultar a expertos externos.

Añadió que la aerolínea avisará a las tripulaciones de cada vuelo sobre el número y tipo de animales que viajarán en la bodega, y otro funcionario deberá certificar que recibieron el trato adecuado antes del despegue.

United Airlines envió un perro a Japón; su destino era Kansas

Kara Swindle y sus dos hijos volaron este martes de Oregon a Kansas City, Missouri, en un avión de United Airlines. Cuando fueron a la sección de carga a recoger a su perro Irgo, un pastor alemán de 10 años, les entregaron un gran danés.

Su mascota fue enviada en un avión rumbo a Japón, a donde se supone que debía viajar el gran danés, cosa que supieron mucho después, informa el portal Univisión.

Aparentemente, los dos canes habían coincidido en el aeropuerto de Denver, donde iban a enviarlos en vuelos de conexión para sus respectivos destinos.

Kara Swindle y sus hijos entraron en pánico porque no sabían el destino de Irgo, que adoptaron cuando tenía 4 años de edad.

"No tenían idea de dónde estaba el perro" dijo Swindle. "Me eché a llorar al instante porque todo esto ha sido un torbellino. No supieron (dónde estaba Irgo) hasta las 2:30 am del miércoles cuando el avión aterrizó en Japón", comentó la mujer a la televisora local KCTV.

Swindle temió que su perro, que volaba por primera vez, no tuviese agua o comida para soportar un vuelo de 16 horas más a Japón. Irgo presenta una infección del oído y no ha tenido medicación en tres días, reclamó la dueña.

"Al llegar a Japón el can fue examinado por un especialista y está bien para volar de regreso a Estados Unidos en un viaje privado", añadió la mujer.

United informó que está investigando cómo ocurrió el error.

Esta odisea se conoce después de que la aerolínea reconoció que otro perro falleció, después de que una azafata obligó sus dueños a que viajara en un compartimiento superior en un vuelo de Houston a Nueva York.