Agencia
ESTADOS UNIDOS.- El velocista y ocho veces campeón olímpico, Usain Bolt, estuvo presente el domingo en la final del Mundial de Rusia que consagró a Francia. Y ayer se conoció que, a partir del próximo mes, el jamaiquino se pondrá a prueba durante seis semanas en un club de Australia.

"Se llegó a un acuerdo en principio entre los Marineros de Central Coast y Usain Bolt, sujeto a un par de criterios", anunció el agente del fútbol australiano, Tony Rallis, informa el portal El Clarín.

Entre esas condiciones, Rallis detalló que debe estar a la altura de las prácticas profesionales y que, para hacer realidad el sueño de un contrato a futuro, la Federación de fútbol debería financiar el 30 por ciento, dado que el dueño de los Marineros garantizaría el 70% de su salario.

También te puede interesar: Él es el “Messi” mexicano que fue fichado por Argentina

En esa línea, el director ejecutivo de los Marineros, Shaun Mielekamp, coincidió con que aún hay mucho por hacer y que "el periodo de prueba es necesario para determinar las capacidades de Bolt".

"Si es competitivo, levantará el nombre de la Liga A", sumó Rallis. "Creará sueños para los jóvenes y le dará un renombre a la Liga A que ninguna cantidad de dinero puede comprar. Este tipo es un deportista ambicioso. La Liga A necesitaba un héroe y tenemos a Superman", aventuró.

Bolt, que cumplirá 32 años en agosto, deseó durante mucho tiempo jugar al fútbol profesional y, desde que se retiró del atletismo tras el Mundial de Londres 2017, probó su suerte con el Borussia Dortmund de Alemania y el Stromsgodset de Noruega.

El 5 de junio pasado, el recordman mundial de los 100 y 200 metros llanos ingresó faltando 20 minutos en un amistoso del Stromsgodset contra la selección Sub 19 de Noruega. Usó en su dorsal el número "9.58", en alusión a su marca en los 100 metros, que es récord mundial, y se movió como delantero.

Cinco días después, Bolt formó parte de un partido benéfico en Old Trafford, con un equipo de Resto del Mundo.