Agencia
República Dominicana.- Una pareja de canadienses decidió tomar unas vacaciones en una playa de República Dominicana, ya que deseaban que fueran perfectas, así que tras meses de ahorro emprendieron su viaje.

No obstante, al llegar a las paradisíacas playas de Punta Cana comenzaron a sentir comezón en los pies, lo cual pensaron eran las pulgas de arena y lo dejaron pasar.

También te puede interesar: Mosquito del dengue transmite 'nueva enfermedad'

Adquieren un parásito durante sus vacaciones en la playa

De acuerdo con el portal MVS Noticias, tras una semana de vacaciones, regresaron a Canadá y siguieron su vida, pero la picazón en los pies continuaba e iba en aumento, hasta el punto en que sus pies se hincharon y se les reventaban las ampollas.

Fue en ese momento en que acudieron al médico y les dijeron que habían adquirido unos parásitos pocos conocidos, pero bastante peligrosos: Larva Migrans.

Los turista sufrían de picazón constante en los pies.

Tras ser diagnosticados, ahora tienen que usar muletas mientras se recuperan, además de que su familia tiene que viajar a Estados Unidos a conseguir la medicina que necesitan.

¿Qué es la Larva Migrans?

Provoca una dermatosis causada por la migración subcutánea de diferentes especies de nemátodos parásitos, alimentándose de las sustancias que se encuentran únicamente en una de las capas inferiores de la piel. No es contagioso, y se adquiere por contacto directo con tierra o arena contaminada con heces de perros o gatos parasitados. La infección no requiere la presencia previa de heridas en la piel.

¿Cuáles son los síntomas?

Aparición de una pápula pruriginosa en sitio de entrada de la larva.
A los pocos días aparecen trayectos originándose en o cerca de la pápula inicial, de recorrido aleatorio y tortuoso que avanzan unos cuantos milímetros por día.
Prurito intenso.
Descamación.