Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Investigadores de la UNAM revelaron, en un estudio comisionado por la Human Society International, la detección de carne de caballo vendida como carne de res en carnicerías, mercados y puestos informales en seis ciudades de México.

La carne de equino fue detectada en las ciudades de Aguascalientes, Zacatecas, Chihuahua, Ciudad de México, Pachuca y San Vicente Chicoloapan, informa Milenio.

Además, el equipo de investigadores aseguró que varias de las muestras examinadas contenían altos niveles de clembuterol, una sustancia que se administra a los caballos y que no es apta para el consumo humano.

También te puede interesar: Petroleras americanas temen inversión en México por el TLCAN

Los investigadores estudiaron 433 muestras de carne cocinada y cruda, y encuestaron a 339 vendedores. Más de 40 de las muestras recolectadas arrojaron resultados positivos para carne de caballo; también hallaron la presencia de clembuterol en 29 de las muestras.

Al contestar la encuesta, la mayoría de los vendedores encuestados aseguraron que no sabían de la presencia de carne de caballo en los productos cárnicos que vendían.

El estudio señala también que México es el segundo mayor productor de carne de caballo en el mundo, después de China. Según la Secretaría de Economía, en 2015 México exportó casi tres mil toneladas de carne de caballo por valor de casi nueve millones de dólares.