Agencia
Venezuela.- Antonio Ledezma, alcalde mayor de Caracas en arresto domiciliario, ha huido de Venezuela, siguiendo la estela de otros dirigentes opositores.

El líder de Alianza Bravo Pueblo acababa de cumplir 1.000 días entre la prisión de Ramo Verde y la detención en su hogar, acusado de participar en una trama conspirativa contra Nicolás Maduro. Jamás se aportó ninguna prueba en su contra.

De acuerdo con EL País, autoridades fronterizas colombianas confirmaron en Cúcuta la noticia adelantada por 'El Nacional' en Caracas. De esta forma, Ledezma se une en el exilio a la fiscal rebelde, Luisa Ortega, a los miembros del Tribunal Supremo nombrados por el Parlamento y a otros alcaldes de Caracas, como David Smolansky (El Hatillo) y Ramón Muchacho (Chacao).

También te puede interesar: Maduro elogia la manifestación independentista en Barcelona

El periódico venezolano aseguró que tenía como destino un país europeo. Según 'El Nacional', en estos momentos funcionarios del Servicio de Inteligencia (Sebin) se encuentran en la casa del preso político, fundador de la formación Alianza Bravo Pueblo. Precisamente Cúcuta se ha convertido en el embudo por donde todos los días miles de venezolanos abandonan su país en una diáspora histórica.

Ledezma figuró siempre entre la lista de los más odiados por el chavismo. Alcalde capitalino antes de la llegada de Hugo Chávez al poder en 1999, el dirigente socialdemócrata recuperó la Alcaldía Metropolitana (que engloba los municipios caraqueños de Libertador, Chacao, Baruta, El Hatillo y Sucre) en 2008, una derrota que el poder revolucionario se negó a asumir.

El alcalde fue despojado de casi todas sus sedes administrativas y de gran parte de sus competencias, que fueron absorbidas por un Gobierno de facto nombrado por el líder revolucionario. Una estrategia que el chavismo ha ido profundizando contra otros gobernadores y alcaldes opositores.

El alcalde encabeza junto a la ex diputada María Corina Machado el bloque de oposición radical formado esta misma semana en la Asamblea Nacional, que cuenta con tres diputados y varios suplentes. La noticia de la huida del opositor ocurre después de la suspensión, ayer, del diálogo entre oposición y el Gobierno de Nicolás Maduro. El motivo fue que, según confirmó la oposición, Caracas no ha invitado aún a los cancilleres de los países garantes (Chile, Paraguay y México, de su lado y Bolivia y Nicaragua a petición del Gobierno).