Agencia
VENEZUELA.- Autoridades venezolanas desarticularon el grupo liderado por el ex policía Óscar Pérez, acusado de realizar un “ataque terrorista” contra el tribunal en junio del 2017, en una operación en la que murieron al menos dos de los miembros de ese grupo.

De acuerdo al portal La Razón, el grupo del ex piloto venezolano que comandó el ataque contra el Tribunal de Venezuela, Óscar Pérez, fue desmantelado en un operativo que dejó al menos dos personas muertas.

También te puede interesar: Venezuela: matan a cuatro en protestas por comida

Horas después del operativo, el Ministerio de Interior confirmó que dos “rebeldes” fueron abatidos en una zona cercana a Caracas, así como la detención de cinco integrantes de este grupo

Autoridades detallaron que el ex policía de 36 años, y combatientes cercanos fueron cercados por elementos policiacos; los uniformados abrieron fuego al ser atacados por los sospechosos.

Pérez, el hombre que robó un helicóptero desde el que se lanzaron granadas al Tribunal Supremo de Justicia, era buscado desde junio del año pasado cuando ocurrió el atentado en el marco de las masivas protestas contra el gobierno de Maduro; también se le culpa por la sustracción de armamento de las fuerzas especiales de Venezuela.

A través de redes sociales se compartieron videos en donde presuntamente Pérez pidió detener el ataque para entregarse, sin embargo, los elementos del gobierno de Maduro continuaron disparando. También hay imágenes del “rebelde” lleno de sangre. 

Hace unos días el líder “rebelde” reapareció con un video en redes sociales en donde llamó a la población venezolana a rebelarse contra el gobierno de Nicolás Maduro; cabe recordar que se encontraba huyendo debido a que el gobierno de Maduro solicitó una alerta internacional para su captura al ser considerado un “terrorista”.

Momentos antes del video donde detalla el enfrentamiento, el ex policía envió un mensaje a través de redes sociales en el que asegura que su lucha es por el amor que le tiene a sus hijos y para todos los niños de Venezuela.

"Sebastián, Santiago, Dereck, saben que hemos hecho esto por ustedes, por todos los niños de Venezuela. Espero verlos algún día, pronto. Los amo hijos, los amo", dice con sus ojos vidriosos el antiguo militante.