Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Una mujer, víctima de trata durante 22 años, narró la vida que llevó luego de que a los 19 años conociera a un hombre que con joyas y  dinero la “conquistó” y después se convirtió en su proxeneta, quien la inducía a prostituirse.

De acuerdo con Notimex, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) dio a conocer el testimonio de esta mujer, quien exhorta a denunciar el delito de trata y a esforzarse para lograr el éxito propio, en lugar de “irte con un pelado que te va a maltratar".

La mujer, quien todo momento mantiene el anonimato, comentó que a los 19 años conoció a un hombre que describe como alto, güero, de ojos bonitos y un cuerpazo. “Me daba joyas, dinero. No sabía dónde estaba entrando ni dónde iba a caer.

También te puede interesar: 'Había un hueco justo al lado de nosotros, teníamos que saltar'

Relató que tras casarse y vivir seis meses de luna de miel, cuando quedó embarazada el hombre la golpeó por no haber abortado, pero "cuando nació mi niña me dijo: ahora sí vas a trabajar. El trabajo era prostituirse”.

En un video de casi seis minutos de duración, difundido en la cuenta de Twitter de la Comisión de Atención a Víctimas @CEAVmex, dijo que una mujer la “enganchó” y le presentó al hombre que le hizo creer que el matrimonio era legal, pues el supuesto juez “era de ellos mismos”.

Refirió que además del abuso sexual de su hija tuvo que vivir “golpes, malos tratos, violencia todo el día a toda hora. Había que ocuparse con 600 hombres a diario”. “Abusaba de la muchachita, de mi niña, luego la vendieron. No la agarró el DIF”, y aunque la buscó no la encontró.

La mujer indicó que durante su cautiverio fue testigo de secuestros en toda la República mexicana, además de que fue obligada a producir droga.

Tras recordar que vio a varias jóvenes cuando la prostituían, la víctima recalcó la importancia de denunciar, “porque si no haces una denuncia entonces nadie sabe de tu problema”.

Actualmente, gracias a la CEAV, afirmó, “tengo un departamento, me ha dado apoyo psicológico, tengo apoyo económico, tengo atenciones médicas. Todo mundo que necesite apoyo debería primero poner una denuncia y luego acercarse a la comisión”.