Agencia
ESTADOS UNIDOS.- El Monumento Nacional por la Paz y la Justicia, el primer monumento dedicado en Estados Unidos al legado de los afroamericanos que fueron aterrorizados por el linchamiento y otras matanzas por motivos raciales, abrió sus puertas esta semana en Montgomery, Alabama.

Un museo relacionado, llamado “Museo del Legado: De la Esclavitud al Encarcelamiento Masivo”, también fue inaugurado el pasado jueves en la misma ciudad.

También te puede interesar: Dan cadena perpetua a 18 rusas por nexos con Estado Islámico

El monumento conmemora a las cuatro mil 400 afroamericanos que fueron asesinados en linchamientos y otras matanzas raciales entre 1877 y 1950.

Sus nombres, donde se conocen, están grabados en 800 bloques de acero, cada uno de seis pies de altura, suspendidos desde arriba y dispuestos en una plaza que rodea un patio cubierto de hierba.

Un bloque por cada condado de Estados Unidos, donde ocurrieron los linchamientos, incluido uno del condado de Carroll, Mississippi, donde casi dos docenas de personas fueron linchadas.

Lápidas alargadas

Cuando se camina por el monumento, la orientación de los bloques colgantes cambia desde el nivel de los ojos hacia arriba, evocando la forma en que muchas víctimas de linchamiento fueron colgadas, a menudo en espacios públicos.

Los bloques se parecen a lápidas alargadas, grabadas con los nombres de las víctimas.

El monumento recuerda la historia de terrorismo racial del país, que representa un viaje desde la esclavitud hasta el período posterior a la Guerra Civil...

La Iniciativa para la Igualdad en la Justicia (EIJ), la organización que promovió a través de donaciones la construcción del monumento y del museo, documentó los más de cuatro mil linchamientos de "terror racial", asesinatos extrajudiciales por presuntos delitos.

"Ves la agonía, la angustia y el sufrimiento en estas cifras", dijo Bryan Stevenson, fundador y director de EIJ en declaraciones a la prensa esta semana.

"Son personas en extremo sufrimiento y ansiedad", dijo Stevenson. "Y no creo que realmente hayamos hecho un buen trabajo al reconocer el dolor y la agonía, el sufrimiento, la humillación, la completa negación de la humanidad que la esclavitud creó para los negros en este continente".

El monumento recuerda la historia de terrorismo racial del país, que representa un viaje desde la esclavitud hasta el período posterior a la Guerra Civil y antes del movimiento por los derechos civiles.

Con información del portal Notimex.