Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Alumnos sobrevivientes del tiroteo en la escuela de Parkland que dejó 17 muertos, recriminaron al presidente estadounidense Donald Trump, por su vínculo con la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés), durante un acto contra las armas en Florida.

"A cada político que recibe donaciones de NRA: ¡qué vergüenza!", dijo la joven Emma González en un acto en el que Trump fue atacado por las millonarias contribuciones que recibió de la NRA. "Qué vergüenza, qué vergüenza", replicó el público presente, informa Milenio.com.

Nikolas Cruz, de 19 años, fue expulsado el año pasado del colegio Marjory Stoneman Douglas, ubicado cerca de la ciudad de Parkland. El miércoles fue arrestado luego de abrir fuego con un fusil semiautomático durante horas de clase en ese centro educativo, provocando la muerte de 17 personas, la mayoría adolescentes.

También te puede interesar: Donald Trump visita a las familias de las víctimas del tiroteo

El joven, que había sido atendido por problemas psicológicos de conducta, pudo beneficiarse de la amplia laxitud de la legislación en Florida, para adquirir el año pasado de manera legal su arma.

"Si el presidente me dice que fue una terrible tragedia (...) y que no puede hacer nada, yo felizmente le voy a preguntar cuánto dinero recibió de la Asociación Nacional del Rifle", dijo González.

 "No importa porque ahora lo sabemos, 30 millones de dólares", indicó la joven con enojo, comparando esta cantidad con el número de víctimas de tiroteos que han marcado al país desde que comenzó el año.

"¿Eso es lo que valen estas personas para usted señor Trump?"

"¿Eso es lo que valen estas personas para usted señor Trump?", lanzó la joven antes varias decenas de personas reunidas para reclamar un control más severo de la venta de armas.

Donald Trump no mencionó el problema de las armas en el discurso solemne que ofreció después del tiroteo, en el que insistió sobre el problema mental del asesino.

Emma González también atacó a los legisladores estadounidenses que son, "financiados por la NRA que nos dicen que nada podría haber impedido eso (...) o que las leyes de armas más estrictas no reducen la violencia que generan las armas".