Agencia
SALTILLO, Coahuila.- La lluvia ha sido implacable frente a la estructura urbana en la ciudad de Saltillo, muestra de ello son los múltiples videos sobre autos siendo arrastrados y calles convertidas en ríos, sin embargo, ayer las inundaciones alcanzaron un hospital, edificio que debería servir a la salud de la población.

La inundación ocurrió en la Unidad Médica Familiar 73, ubicada sobre la calle Pablo de Mejía, al sur del centro de la ciudad de Saltillo.

También te puede interesar: Fuerte tormenta deja inundaciones en Jalisco

De acuerdo a la información de Vanguardia, cerca de las 16:00 horas, el agua dentro del hospital alcanzó una altura de 20 centímetros. Fue ahí cuando los empleados iniciaron los protocolos contra inundaciones.

Debido a la inundación, el personal del nosocomio decidió suspender consultas y sólo reubicó al segundo piso el área de urgencias.

Bomberos y elementos de Protección Civil llegaron al lugar, aunque se desconoce el monto en equipo y materiales dañados por la inundación dentro del hospital.

Sin ausentismo escolar 

La Secretaría de Educación no registró el grado de ausentismo que dejó la tormenta del pasado jueves en planteles educativos de Saltillo y municipios que conforman la Región Sureste de Coahuila.

Aunque es normal que con la presencia de este fenómeno se contabilice la asistencia de los alumnos en el nivel básico, es decir, preescolar, primaria y secundaria, por esta vez se omitió la acción; informó el personal de la Sedu.

Son alrededor de mil 600 instituciones las adheridas al calendario de 185 días en Coahuila —una gran parte de ellas en Saltillo—, por lo que el próximo lunes finalizan su ciclo escolar 2017-2018.

Esto origina que, al permanecer en los últimos días de clase, los alumnos se enfoquen a las actividades de festejo por los graduados o próximos a abandonar las escuelas.

Como no hay clases en forma, por ende, no hay afectaciones por las inasistencias debidas a la lluvia.