Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Una curiosa jugada se produjo en la segunda división del fútbol húngaro a falta de cinco minutos para el cierre del partido entre el Nyíregyháza Spartacus FC y el Gyri ETO por la fecha número 29 del torneo.

Los locales vencían por 1-0 al conjunto de Tamás Lucsánszky con un gol de Balazs Zamostny a los 36 minutos, el encuentro permaneció sin altibajos hasta los 86, cuando una jugada por la banda izquierda dejó a tres futbolistas lesionados al mismo tiempo.

También te puede interesar: ¿Qué pasó? Portero de Etiopía se 'autogolea'

El mediocampista Barna Kesztyűs y los defensores Dávid Kelemen y Ferenc Fodorfueron víctimas de diversas lesiones. Mientras que el primero y el segundo se golpearon intentando defender el disparo del delantero rival, el tercero pisó mal después de un salto y cayó sobre el césped junto a sus compañeros.

La imagen se volvió viral en el momento en el que la cámara enfocó a los tres jugadores desparramados sobre el campo a la espera del personal médico, el cual ingresó segundos después cuando se decidió cortar la jugada, pese a estar en una clara posición de ataque.

Finalmente, los involucrados tuvieron que levantarse y acabar el partido ya que su entrenador no contaba con más cambios. Pese al intento por defender el gol, los locales se impusieron por 1-0 y ascendieron a la séptima posición de la Nemzeti Bajnokság II.

Los visitantes, por su parte, se estancaron en el quinto lugar con 48 puntos en 29 partidos, 22 menos que el líder MTK Budapest.

Con información de Infobae.