Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Un oso con gusto por las margaritas causó revuelo en una comunidad del sur de California cuando se zambulló en un jacuzzi burbujeante, se relajó por unos momentos y después continuó con su camino. 

El estadounidense Mark Hough se encontraba,  con su esposa, el pasado viernes tomándose un margarita en su casa de Altadena (California), cuando escuchó unos ruidos extraños provenientes del jardín, informa The New York Times.

También te puede interesar: Vive en carne propia lo que siente perro atrapado en un auto

En un principio, Hough pensó que se trataba de algún vecino. Sin embargo, al asomarse por encima de unos arbustos para ver qué ocurría, vio a un oso trepando la verja de su propiedad. Tras ponerse a salvo en el interior de la vivienda, Hough fue testigo de cómo durante las siguientes horas el oso se bañaba en su 'jacuzzi', paseaba tranquilamente por el jardín e incluso se bebía su margarita. Finalmente, según el agraviado propietario del cóctel, el oso se marchó en dirección a la calle. 

Después de que Hough filmó un video, dijo que el oso salió del agua, se acercó a su margarita, lo tiró y lo lamió. Más tarde, Hough vio al oso tomando una siesta en un roble antes de desaparecer por la calle.

El departamento del sheriff del condado de Los Ángeles dijo que recibió seis llamadas de observación del oso ese día, pero no pudo encontrarlo.

No es la primera vez que se producen encuentros con osos en el área, situada entre un parque natural y la ciudad de Los Ángeles. Según la Policía, esa misma jornada recibieron seis avisos de avistamientos de estos animales. 

Con información de Debate y RT.