Agencias
NUEVA YORK.- Un muerto y un herido fue el saldo de la caída de un panel de vidrio desde las alturas de uno de los rascacielos más altos de Nueva York. Una construcción se llevaba a cabo cuando la estructura los aplastó. 

De acuerdo con el portal El Debate, el incidente ocurrió este sábado a las 10:30 de la mañana en el lugar en West 57th Street, a media cuadra del Carnegie Hall.

 También te puede interesar: EUA cambia versión sobre agente que asesinó a mujer migrante

El guardia de seguridad Harry Ramnauth, de 67 años, del Bronx, perdió la vida, y un obrero de la construcción de 27 años fue hospitalizado al parecer con lesiones que no ponen en peligro su vida, según la policía. 

Trabajadores de la construcción maniobraban un panel de vidrio de gran tamaño cuando se les cayó. 

La oficina del constructor del inmueble no respondió de momento un correo electrónico. La oficina de ventas indicó que no había nadie disponible para que hiciera declaraciones. 

La construcción de una torre de 472 metros (1.550 pies) de alto está prevista en el lugar, ubicado en el número 217 de la West 57th Street. Solo para una comparación, el One World Trade Center tiene 541 metros (1.776 pies).

Otro hecho: mujer sale ilesa de fuerte choque (video)

Un accidente vial entre un motociclista y un automóvil ocurrido hace unos días en un cruce de Huaiyin (provincia de Jiangsu, China) fue captado por las cámaras de vigilancia locales. El video fue difundido por el portal CCTV Plus en primera instancia para hacerse viral en tan solo minutos por la sorprendente escena.

En estas imágenes de tan sólo unos segundos vistas desde una cámara de tránsito, muestran el dramático momento en el que la motocicleta cruza la calle y casi al final del camino, es embestida por un coche particular de color vino, el cual circulaba en dirección perpendicular y que no se percató que el motociclista con su acompañante atravesaban la vialidad.

Como consecuencia del brutal impacto, la mujer que viajaba en la parte trasera del ciclomotor y a la que se le ve con una blusa de manga larga color roja y pantalón negro, voló por la parte del toldo del auto, arrojada a una distancia de diez metros, mientras que el conductor de la moto al momento de recibir el golpe en el centro, salió expulsado y dio una vuelta completa antes de quedar tendido en el suelo con apenas movimientos leves de sus brazos.