Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Un pequeño con mucha energía encontró la manera de salir de su casa sin ser descubierto para hacerles algunas travesuras a los vecinos y regresar de nuevo a su hogar, a fin de no ser descubierto, pero el 'sexto sentido' de su madre se activó al escuchar un peculiar sonido.

El pequeño Austin Gilbert, de 3 años, estaba jugando en el jardín de su casa bajo la vigilante mirada de su padre, Sam, de 31 años, mientras que trabajaba. Al ver que su hijo se encontraba sano y salvo, entró de regreso a la casa, publicó el portal UPSOCL.

También te puede interesar: Esposa de Javier Duarte huye de reportero y olvida a su hijo

Pero Austin al parecer no estaba tan entretenido y decidió escaparse por una reja muy angosta. De alguna manera logró contorsionarse lo suficiente como para caber allí, y es impresionante.

Su mamá, Hannah de 32 años, estaba en el segundo piso cuando escuchó la reja y dijo que su “sexto sentido” de mamá inmediatamente la alertó.

“Cuando eres madre desarrollar un instinto materno cuando sabes que algo anda mal”, dijo a Mercury Press. “Escuché la reja moverse y pensé ‘eso no es normal’.Llamé a mi esposo quien supuestamente lo estaba mirando pero no me respondía”.

Entonces decidió moverse. “Salí y ahí estaba al otro lado de la reja con candado. Sabíamos que era bueno escapándose y avanzado para su edad, a los 6 meses ya caminaba y a los nueve se subía a la bicicleta”.

Para ellos, si un perro logra pasar por un lugar, entonces Austin también.

Una vez que regresó adentro, su horrorizada madre le pidió que le mostrara cómo logró salir y no podía creerlo cuando el niño recreó la escena.

Mientras tanto, su esposo estaba en el baño, así que jamás se enteró que su hijo había logrado este gran escape. Y Austin corría por el vecindario tocando la puerta de los vecinos.

“Mi instinto me decía que le gritara y castigara pero fue muy inteligente. Así que lo felicité y le pedí que me mostrara cómo lo hizo”.