Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Una maestra de Georgia encontró una manera de ayudar a los estudiantes necesitados incluso después de que ella se había fallecido.

The Atlanta Journal-Constitution informa que Tammy Wadell murió el 9 de junio después de una enfermedad prolongada. En lugar de flores, la gente llevó mochilas llenas de útiles escolares para su funeral del 12 de junio, publicó el portal El Debate.

También te puede interesar: Un hombre mata a mil 100 gatos y vende su carne en Kenia

Su familia dijo que ayudar a los niños necesitados era su pasión, y los suministros donados fueron su último pedido. Waddell trabajó como paraprofesional y docente en las escuelas del condado de Forsyth.

En su obituario, hacen honor a su amor incondicional por la docencia y su arduo esfuerzo por dar una educación digna a todos los niños.

Aquellos a su alrededor reconocieron a Tammy por su generosidad, desinterés y amor incondicional. Aunque sus logros y elogios son numerosos, ninguno es mayor que las muchas vidas que cambió en el transcurso de sus tres décadas de educación.

Las mochilas se distribuirán a través de Project Connect, una iniciativa del distrito escolar para ayudar a los estudiantes necesitados.

La portavoz de las escuelas del condado de Forsyth, Jennifer Caracciolo, dijo en un comunicado que Waddell amaba a los niños. Caracciolo dijo: "Las donaciones generosas de mochila / suministros en su memoria es un tributo conmovedor".