Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.-  En ocasiones, aunque se tengan programada la fecha para el alumbramiento, el bebé se adelanta. Tal fue el caso de una pasajera de una aerolínea rusa, quien dio a luz en pleno vuelo.

Todo comenzó cuando una mujer se quejó de fuertes dolores, según comentó a medios locales la azafata Tatiana Yúrieva, quién trabaja en el trayecto de Osh, Kirguistán a Ekaterimburgo, Rusia.

También te puede interesar: Te mostramos de dónde salió la imagen terrorífica de Momo

La situación si bien no fue de riesgo, sí alertó a la tripulación. “Fue el debut para toda la tripulación, incluidos los pilotos, aunque mis compañeros de trabajo llevan muchos años volando”, comentó la azafata.

Para fortuna de la próxima madre, Yúrieva cuenta con cierta experiencia médica. “Por tener más experiencia, me ocupé yo de ayudar al parto, pero toda la tripulación me asistió, por no hablar de los pasajeros que me ofrecieron su ayuda”.

Los demás pasajeros también se involucraron en el parto y ayudaron en la medida de sus posibilidades.

“Lo hicimos a toda prisa, pero el equipo se coordinó bien y lo hicimos correctamente. Me di cuenta de que solo llevaba como siete meses de embarazo cuando vi al bebé, tan pequeño; solo tenía poco más de dos kilogramos de peso”, evoca la trabajadora de la aerolínea.

Se hizo una escala inesperada, la madre y el bebé fueron llevados a los servicios médicos, posteriormente se reanudó el vuelo.

¿Qué nombre le pusieron los padres? Uralbek, en honor a la aerolínea Ural Airlines.

La nacionalidad del niño no está clara. Los progenitores son uzbekos residentes en Rusia, pero el parto sucedió en el espacio aéreo correspondiente a Kirguistán.

Tatiana Yúrieva comentó que la compañía aérea prepara un regalo sorpresa para el menor.