Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Con la duda de la seguridad e higiene que otorga un secador de manos dentro de un baño público, una mujer decidió hacer una prueba para verificar la limpieza de estos aparatos, llevándose una sorpresa tras el paso de unas horas. 

Una mujer californiana compartió en Facebook la imagen de una placa de Petri llena de hongos y bacterias que, según ella, proceden de un secador público Dyson Airblade, informa el portal de ABC Action News.

"Ok, muchachos... ¿Listos para que su mente explote?", escribió Nichole Ward, que —según explica— dejó transcurrir 48 horas antes de hacer la foto de la placa.

También te puede interesar: Alertan por bacteria comedora de carne en las playas de...

"Metí la placa abierta en un secador de manos cerrado de un baño público por un total de 3 minutos. Sí, solo 3. NUNCA vuelvan a secarse las manos en esas cosas. Pueden ver [en la placa] la variedad de hongos y bacterias patógenas que gira alrededor de sus manos, mientras creen que están saliendo [de un cuarto de baño] con las manos limpias. De nada," concluyó.

Un portavoz de Dyson citado por ABC dijo estar "sorprendido" por los resultados, y mostró sus dudas sobre "la metodología empleada" que —dijo— no está clara.

"Todos los secadores de manos Dyson AirbladeTM tienen filtros HEPA que capturan partículas tan pequeñas como las bacterias del aire del baño antes de que salga de la máquina", explicó el portavoz.

El post de Nichole se ha compartido más de 530.000 veces desde que se publicó la semana pasada, e incluso ha hecho que incontables personas vuelvan a usar toallas de papel.

Según una investigación realizada por Journal of Applied Microbiology, los secadores de manos son considerados como un foco de infección por todas las bacterias que se alojan; la maquina arroja aire caliente, y esto favorece a que éstas se desarrollen, publicó el portal Salud 180.