Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Walmart, la principal empresa minorista de Estados Unidos, anunció que únicamente venderá armas de fuego y municiones a personas que tengan más de 21 años, luego de la masacre en una escuela secundaria de Florida que dejó 17 muertos, informa el portal de noticias Newsweeke.

“La violencia por armas de fuego es una epidemia que ha cobrado la vida de demasiadas personas". 

“Teniendo en cuenta los recientes acontecimientos, revisamos nuestra política sobre las armas de fuego. En consecuencia, elevaremos la restricción de edad para la compra de armas de fuego y municiones a los 21 años. Actualizaremos nuestros procesos lo más rápido posible para implementar este cambio”, dijo la compañía en un comunicado.

También, Walmart dijo que eliminará elementos del sitio web que asemejan a rifles de asalto, incluidas pistolas, armas de airsoft no letales y juguetes.

También te puede interesar: Frenan extradición de ex gobernador de Tamaulipas a México

Dick’s Sporting Goods, una de las mayores cadenas de artículos deportivos de Estados Unidos, también anunció este miércoles que aumentará la restricción de edad y dejará de vender rifles de asalto además de tambores de alta capacidad.

“La violencia por armas de fuego es una epidemia que ha cobrado la vida de demasiadas personas, incluida la esperanza más brillante para el futuro de Estados Unidos: nuestros niños”, dijo el presidente de Dick’s Sporting Goods, Edward Stack, en un comunicado.

La decisión de ambas compañías marca un posicionamiento en el sector privado tras el debate originado por la masacre del 14 de febrero, cuando Nikolas Cruz, de 19 años, mató con un rifle semiautomático AR-15 a 14 estudiantes y tres profesores en la escuela Marjory Stoneman Douglas en Parkland.

Dick’s Sporting Goods solicitó al Congreso reformar las leyes de control de armas con la prohibición de venta de fusiles de asalto, subiendo la edad mínima de los compradores a 21 años y chequeando que éstos no tengan enfermedades mentales ni hayan tenido problemas con la ley.

La semana pasada, varias empresas como Hertz, las aerolíneas Delta o United Airlines o la compañía de seguros Metlife anunciaron que cortaban asociaciones con la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA), que defiende la portación de armas financiando a congresistas federales y estatales en Estados Unidos.