Agencia
CLEVELAND, Estados Unidos.- El estelar jugador LeBron James adelantó que ni Golden State ni Cleveland, el que resulte campeón de las actuales finales de la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA), asistirían a la Casa Blanca, a la recepción que brindaría al ganador el presidente Donald Trump.

Su contra parte de Warriors, Stephen Curry, aseguró "estar de acuerdo con LeBron" y todo esto luego que Donald Trump decidió cancelar la recepción de Águilas de Filadelfia, reciente campeón de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), al enterarse que no todos los jugadores habrían asistido a la reunión en la Casa Blanca.

También te puede interesar: NFL cambia las reglas; Trump festeja la decisión

De acuerdo con información de Notimex, cada vez que está en las finales, "The King" James se desconecta de las noticias externas de lo que pasa en la duela, pero hoy, de camino a la conferencia de prensa, fue puesto al tanto de la decisión de Trump en cuanto a Filadelfia.

"No estoy sorprendido. Es típico de él", dijo a los reporteros y de cara al futuro abundo que "sé que no importa quién gane esta serie, (porque) nadie quiere la invitación de todos modos. Así que no va a estar Golden State o Cleveland".

Warriors ganó las finales pasadas a Cleveland y Donald Trump no invitó a los campeones, porque previamente Stephen Curry precisó que no asistirían a la Casa Blanca, en apoyo a los deportistas de otras disciplinas que manifestaron estar en contra de la violencia de la policía contra los afro-americanos y por ello fueron acremente criticados por el jefe del ejecutivo estadunidense.

Cuestionado por el tema de Águilas y el presidente estadunidense, Stephen Curry respondió que "espero estar en esa situación, ganar dos juegos más para ser campeones y obviamente sabremos qué viene con eso".

Enfatizó que "estoy de acuerdo con LeBron. Como manejamos las cosas el año pasado, es estar en línea con eso y es poderoso estar en esta situación, aunque cada equipo puede tomar una decisión por sí mismo y hablar por sí mismo".

Ambos jugadores dieron conferencia previa al juego tres de las finales NBA, luego de los triunfos de Warriors por 124-114, en tiempo extra, y 122-103, pero lo que más llama la atención es la devastación de James en las imágenes, luego del empate 107-107, para el alargue.

"Malditas cámaras", bromeó hoy "King" James, quien de acuerdo con el video difundido se llevó varias veces las manos con una toalla al rostro, porque Earl Joseph "JR" Smith atrapó un rebote y en lugar de encestar corrió al centro de la cancha y se esfumaron los cuatro segundos finales y luego porque al llegar a la banca el estelar jugador se enteró que había un tiempo por pedir y nadie lo hizo.

Lo único bueno en el panorama para Cavaliers es que siempre ha derrotado a Warriors en el tercer juego de las tres finales en que ambos se han enfrentado hasta ahora y este miércoles quieren hacer lo mismo.