Agencia
ESTADOS UNIDOS.- El delantero sueco, Zlatan Ibrahimovic es consciente de la calidad que tiene como futbolista, por ello suele resaltar su importancia en el mundo al compararse con figuras importantes de la historia, desde personajes hasta monumentos; su 'soberbia' ha sido tomada de manera divertida por él y sus seguidores, una actitud que no pudo dejar de ocultar tras firmar con el LA Galaxy, esto indica el portal de noticias Medio Tiempo.

Entre las comparaciones que ha hecho se encuentra la mismísima Torre Eiffel de París, que sugirió quitar de la capital francesa con tal de firmar renovación con el PSG.

“De momento, no jugaré para el París Saint-Germain la temporada que viene; aún me queda un mes y medio de contrato aquí, quiero disfrutarlo y no pensar en nada más. Pero si cambian la Torre Eiffel por mi estatua me quedo. Lo prometo”, bromeó en 2016.

El sueco también se ha fotografiado junto a la nobleza de algunos países, en donde menciona que él también es un rey. Incluso se ha igualado con Dios, como lo hizo con el Manchester United en dos ocasiones: cuando renovó y se despidió, al retomar una imagen religiosa en la que sustituye a Cristo encarando al diablo.

Esta costumbre no se hizo esperar con su nuevo equipo, el LA Galaxy, pues antes de que el club hiciera oficial el traspaso, fue filtrada una imagen donde el delantero había firmado su contrato con un “Querido Los Angeles, de nada”.