16 de Octubre de 2018

Chetumal

Investigan desvío millonario de Pech Galera

Aprovechó su cargo en la Universidad Politécnica de Quintana Roo para beneficiarse.

José Luis Pech Galera es hijo del actual presidente del partido Morena en Quintana Roo. (Benjamín Pat/SIPSE)
José Luis Pech Galera es hijo del actual presidente del partido Morena en Quintana Roo. (Benjamín Pat/SIPSE)
Compartir en Facebook Investigan desvío millonario de Pech GaleraCompartir en Twiiter Investigan desvío millonario de Pech Galera

Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- José Luis Pech Galera, hijo del actual presidente del partido Morena en Quintana Roo, aprovechó su cargo en la Universidad Politécnica de Quintana Roo (Upqroo) para llevarse 6.8 millones de pesos, a través de una empresa fantasma que creó junto con una de sus empleadas.

Los resultados de la Auditoría forense practicada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) revelaron que la Universidad fue una de las instituciones que recibió 97.2 millones de pesos para brindar diversos servicios a la Sedatu, a pesar de no contar con la capacidad para ello.

También te puede interesar: Mauricio Góngora será trasladado a Chetumal en próximas horas (Audio)

El dinero fue transferido a ocho empresas contratadas de forma irregular, de las cuales, una fue creada por el propio ex rector.

Se trata de la persona moral Centro de Capacitación y Evaluación Peninsular S. A. de C. V., cuyo apoderado legal es José Luis Pecha Galera y su representante legal se desempeñaba como Jefa del Departamento de Desarrollo de Sistemas de la misma universidad.

Como parte de la Auditoría Forense, personal de la ASF, se dio a la tarea de localizar a cada una de las empresas proveedoras de la Universidad.

El 30 de octubre de 2017, los auditores acudieron al domicilio consignado en las facturas emitidas por el proveedor para notificar el oficio de la visita domiciliaria; sin embargo, la empresa, no fue encontrada toda vez que se trataba de una casa particular.

Al revisar el acta constitutiva de la empresa, la Auditoría detectó que la representante legal era una persona que fungía como servidora pública de la universidad y ostentaba el puesto de Jefa de Departamento de Desarrollo de Sistemas.

“Aunado a ello quien fungía como rector de la Upqroo abrió la cuenta bancaria de la empresa Centro de Capacitación y Evaluación Peninsular, S.A. de C.V., en donde la Upqroo le depositó los recursos públicos federales, y era la única persona que tenía la facultad del manejo de los recursos depositados en la misma”, detalló el informe de la ASF.

La revisión de las cuentas bancarias arrojó que la empresa “fantasma” transfirió el dinero recibido a otras seis empresas, principalmente a Hakken Enterprise por 1.77 millones; Mazda Cancún con 1.55 millones; Jjad Servicios Administrativos con 1.35 millones y Ballum Logística y Servicios Empresarial por un millón de pesos.

En el caso de la empresa Mazda Cancún fue para comprar tres camionetas Mazda CX3 y una camioneta Mazda CX9.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios