24 de Febrero de 2018

Ciencia y Salud

Del agave sale el tequila... y también casas

Las fibras de esa planta fueron utilizadas por académicos tapatíos para crear un materiales más ligeros y resistentes.

Los residuos de la planta del agave, que generalmente van a la basura, pueden ser aprovechados para fabricar material de construcción más ligero y resistente. (udg.mx)
Los residuos de la planta del agave, que generalmente van a la basura, pueden ser aprovechados para fabricar material de construcción más ligero y resistente. (udg.mx)
Compartir en Facebook Del agave sale el tequila... y también casasCompartir en Twiiter Del agave sale el tequila... y también casas

Agencias
GUADALAJARA, Jalisco.- Investigadores del Departamento de Proyectos de Diseño del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) de la Universidad de Guadalajara crearon un prototipo de muros ecológicos con fibra de agave y poliestireno expandido, conocido como hielo seco.

Francisco Javier González Madariaga, investigador del CUAAD, informó que llevaron a cabo un prototipo de estos muros como parte de la investigación para crear un nuevo material de construcción.

Agregó que con un equipo de especialistas detectaron que la tablaroca utilizada en la industria de la construcción es pesada y buscaron hacer materiales más ligeros, pero igual de resistentes y útiles, publica Notimex.

Por lo anterior, se hicieron pruebas para hacer una mezcla de la fibra de agave con poliestireno expandido y obtuvieron muros de construcción más fuertes y resistentes, además de ecológicos, ya que reciclan material, que por lo general, tiene como destino la basura.

Detalló que se buscó aprovechar las fibras de agave producidas en la industria del tequila y los residuos del poliestireno expandido, “que conocemos como hielo seco y que son utilizados como cubierta para proteger refrigeradores, muebles o pantallas de televisión”.

Estos paneles de hielo seco se desechan casi sin ningún daño y van a parar a los basureros, por lo que se dieron a la tarea de conocer su resistencia y viabilidad como materia prima para los muros.

Fuerza y resistencia

Tras diversas pruebas, precisó González Madariaga, se mezclaron este material con agua y yeso y lograron hacer muros más ligeros, pero no resultaron resistentes a un golpe y se podían romper con facilidad.

Como complemento buscaron reciclar las fibras naturales del agave, “que al colocarlas dentro de la mezcla para hacer los paneles, funcionan como una liga que sirve de red de agarre y hace más fuerte y resistente el muro”.

González Madariaga puntualizó que de esta forma se obtuvieron paneles reciclables, resistentes, ligeros y listos para usarse en el interior de las casas, “y ahora se espera puedan ser comercializados en el sector de la construcción”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios