22 de Septiembre de 2018

Ciencia y Salud

¡Entérate! Beber dos litros de agua no es tan sano como parece

No hay una evidencia científica que justifique esta recomendación es completamente imposible.

Dicha recomendación podría ser más perjudicial que beneficiosa. (Contexto)
Dicha recomendación podría ser más perjudicial que beneficiosa. (Contexto)
Compartir en Facebook ¡Entérate! Beber dos litros de agua no es tan sano como pareceCompartir en Twiiter ¡Entérate! Beber dos litros de agua no es tan sano como parece

Agencia
MÉXICO.- Durante décadas nos han bombardeado con el consejo de beber al menos ocho vasos de agua al día. A través de medios de comunicación, libros de autoayuda e incluso profesionales sanitarios, la necesidad de beber de dos a dos litros y medio de agua al día –los famosos ocho vasos–, nos ha sido machacada sin parar, como el Santo Grial del equilibrio hídrico saludable.

No obstante, encontrar las razones o una evidencia científica sólida que justifique esta recomendación es completamente imposible, informó el portal El País.

También te puede interesar: Crean papas fritas saludables ¡hechas de arroz!

A pesar de que ya ha pasado mucho tiempo desde aquel año y de que sus conclusiones –al igual que las de otros artículos posteriores– son totalmente opuestas a la recomendación cuantificadora de agua, el mito no ha perdido nada de fuerza, más bien lo contrario: está más extendido.

Se prolongó durante más de 10 meses y llegó a algunas conclusiones, acreditadas hasta el más mínimo detalle, que seguro no te dejarán indiferente. Entre ellas:

  • No existe documentación científica seria que apoye la recomendación general o para todo el mundo sobre el presunto beneficio de beber ocho vasos o dos litros de agua al día. De hecho hay una cierta evidencia, aunque nunca como para llegar a probar el asunto, de que No debemos beber tanta agua como ocho vasos o dos litros al día.
  • Esa recomendación puede resultar excesiva para un adulto medio, sano, en un clima templado y con una vida sedentaria. En este contexto, dicho perfil sería el de aquella persona que realiza un trabajo de oficina durante la mayor parte del día, y que puede (o no) hacer un ejercicio moderado sin demasiada sudoración.
  • No solo no hay evidencia de que no se deba recomendar beber tanto, si no que dicha recomendación podría ser más perjudicial que beneficiosa si se tiene en cuenta el riesgo de una eventual hiponatremia (bajos niveles de sodio en sangre) potencialmente peligrosa. También hay que tener en cuenta el riesgo de frustración cuando alguien se siente culpable por no beber lo que dicen las supuestas ‘recomendaciones médicas’.
  • También hay ciertas situaciones en las que se deberían recomendar mayores cantidades de líquido que la mencionada. Ejemplos habituales serían las personas con cálculos renales y aquellas que realizan un esfuerzo físico extremo, en especial en ambientes cálidos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios